El Moncho Valcarce de As Pontes crea una zona forestal con el proyecto Voz Natura

111

Los alumnos evalúan el rendimiento medio ambiental del pequeño bosque que cobija el centro educativo
[La Voz de Galicia] Los alumnos de 1º y 2º de la ESO del instituto Moncho Valcarce de As Pontes están desarrollando durante este curso un proyecto, incluido en Voz Natura, donde crean una zona forestal y examinan su rendimiento medioambiental. Para ello, aprovechan un pequeño bosque que ya hay en las instalaciones y al que sumaron nuevos árboles.


Voz Natura es un proyecto de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, que cuenta con el patrocinio de las consellerías de Medio Ambiente y Medio Rural, la Diputación de A Coruña, Leche Celta, Cabreiroá, Sogarisa y la Fundación Gómez Franqueira.
«O proxecto fundamental, Desenvolvemento sostible do bosque, consiste en aproveitar unha pequena zona forestal que temos no instituto para ver o rendimento que pode ter o bosque», explica el profesor responsable de coordinar la actividad, Emilio Duque, quien agrega: «Sempre dende un punto de vista ecolóxico, sostible e sensible cara o medio ambiente». En este sentido, el proyecto intenta inculcar en los más pequeños la importancia «que os bosque teñen na nosa vida». No solo como unos lugares de divertimento, si no también como materias primas: tamén coma fonte de materias primas, a través del aprovechamiento de la madera, los frutos de los árboles, las frutas que nacen en el bosque, las plantas medicinales o las aromáticas.
Duque señala que otra de las enseñanzas de esta iniciativa se refiere a esa zona forestal como fuente productora de energía natural. «A nosa intención é que poidan decatarse das posibilidades do bosque na fabricación de compost e as posibilidades da biomasa forestal coma unha importante fonte que pode contribuír a paliar o déficit enerxético actual, xa que é renovable(sempre que plantemos tantas árbores e plantas como utilicemos), barata limpa e require tecnoloxías pouco complexas, axudando deste xeito a minimizar o cambio climático».
Las principales tareas incluidas dentro del proyecto se están realizando en una parcela de 2.500 metros cuadrados que se encuentra dentro del recinto educativo. Aunque, estos trabajos también se completan con actividades en el aula donde los alumnos deben manejar bibliografía, completar fichas, hacer análisis en el laboratorio y usar Internet, «tanto como fonte de información como para a realización de actividades diversas».
De forma pormenorizada, la realización del proyecto en el que colabora Voz Natura incluye la «recolección de froitos e sementes variados: castañas, landras, noces, abelás, pebidas de mirasol, pebidas de cabazas e de melón».
Una vez que se completó este apartado se procedió a plantar las semillas en una zona provisional y a etiquetar de manera apropiada a cada uno de los ejemplares. Cuando alcanzaron el tamaño apropiado, se trasplantaron hasta su ubicación definitiva dentro de la parcela de terreno donde se está actuando. Además, los alumnos hicieron compostaje «cos restos da poda das hortensias, da herba segada, de follas e da limpeza e acondicionamento da parcela». Elaboraron papel reciclado, plantaron árboles frutales en una zona que estaba cubierta por la maleza, incluso algunas con cultivos de hongos, con la intención de conseguir setas.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios