El Concello de As Pontes intensifica las gestiones para abrir el matadero

44

Las instalaciones que costaron cerca de 1,8 millones de euros en los años ochenta no llegaron a inaugurarse
[La Voz de Galicia] El gobierno que dirige el socialista Valentín González Formoso ha intensificado en las últimas semanas los contactos con diversas empresas del sector cárnico para tratar de poner en marcha el matadero de As Pontes. La intención del Concello es que las instalaciones, que ocupan una parcela de 16.000 metros cuadrados y que costaron 1,8 millones de euros a principios de los ochenta, sean «de una vez por todas» inauguradas. Si no fuese posible recuperarlas con el fin para el que se construyeron, el alcalde buscará una alternativa antes de que acabe el año.


«No nos podemos permitir el lujo de tener un inmueble de estas características parado», explica el regidor, quien añade: «Nuestra primera opción es que se utilice para un matadero, pero somos conscientes de que no será sencillo». El primer edil asegura que las compañías del sector cárnico con las que se ha reunido le indican «que la mayor parte de la maquinaria ya se ha quedado obsoleta, por lo que su puesta en marcha requeriría una fuerte inversión».
En este sentido, la legislación referente al tratamiento de las vísceras de los animales sufrió modificaciones después de que apareciesen los casos de las vacas locas con lo que esto podría implicar cambios adicionales en las instalaciones. De hecho, técnicos de la Xunta inspeccionaron el matadero y están elaborando un informe que remitirán en breve al Concello. Este documento es esencial para las negociaciones con las empresas interesadas en explotar el recinto, ya que sabrán con exactitud las reformas a las que tendrán que hacer frente.
Y es que el gobierno local «no piensa gastar más dinero en este proyecto». La construcción del matadero es de principios de los años ochenta, pero diez más tarde, todavía sin inaugurar, el Concello acometió los primeros trabajos para modernizar las instalaciones. Tampoco consiguieron los frutos deseados. La última reforma data del 2002 y el resultado fue idéntico al de intentos anteriores. El solar continúa sin actividad.
«Por lo que nos comentan los expertos, en estos momentos el principal problema que plantea el matadero para que sea viable es su tamaño, ya que solo permite el sacrificio de 25 reses (entre porcino y vacuno) a la semana», explica Valentín González. Para mejorar su competitividad en el mercado también «tendría que ejecutarse una edificación anexa dedicada a la transformación de los productos cárnicos».
Consciente de la necesidad de sacar adelante estas instalaciones que llevan más de 20 años infrautilizadas, desde que Endesa sufragó su construcción, el gobierno local «está abierto a concesionar el matadero durante el tiempo que sea necesario para que la inversión sea rentable para una empresa».

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios