La térmica de As Pontes lleva 15 días parada por primera vez en su historia

40

El mayor enclave eléctrico del país está inactivo por la crisis y el peso de las renovables en la generación
[La Voz de Galicia] El mayor enclave de generación de energía eléctrica del país, el que tiene Endesa en As Pontes, lleva más de quince días completamente parado. La compañía cuenta en esta localidad de la comarca ferrolana con la mayor central de carbón que funciona en España, con 1.800 megavatios de potencia, y con una planta de ciclo combinado de otros 800. Ambas están apagadas.


Por primera vez en su historia -la instalación arrancó en los setenta-, la térmica permanece durante medio mes con sus cuatro grupos productivos apagados y se desconoce cuánto tiempo más continuará en esta situación. La inactividad en el ciclo combinado se remonta a más tiempo atrás, aunque desde el pasado año su operación ha estado salpicada de altibajos y ha permanecido, cuando no parada, sí al ralentí.
Endesa guarda silencio, pero los representantes de la plantilla confirman que «nunca antes nos vimos en esta situación», según explicó Miguel Ángel López, presidente del comité de empresa (UGT). No obstante, asegura que los trabajadores de la térmica consideran esta coyuntura sin preocupación, porque tienen identificadas las causas y porque entienden que sus empleos no peligran. Sí repercutirá en las compañías auxiliares y el sector del transporte.
Tanto los representantes de la plantilla como en el sector se señalan varios factores para explicar la paralización de la central térmica. La crisis económica, la caída de la demanda eléctrica que lleva aparejada y el mayor peso de las energías renovables en la cesta de generación del país ha llevado a la planta a ir funcionando a menor potencia de la instalada durante los últimos meses y, finalmente, a apagar sus grupos.
Las lluvias caídas de forma incesante en todo el país han repercutido en un repunte considerable de la producción hidráulica. Además, la apuesta por las energías renovables también ha potenciado la aportación de la eólica a la cesta de generación y las nucleares están operando sin paradas. El resultado es que el funcionamiento de las centrales de carbón se ha visto reducido. De hecho, ayer, según los datos de Red Eléctrica Española, solo una térmica estaba operando en el país, la situada en Aboño.
Valentín Formoso, alcalde de As Pontes, recordó ayer que «hace exactamente un año, la producción energética de las centrales de carbón llegaba al 25% y la de la hidráulica era del 1%. Ahora los datos se han invertido. No queda más remedio que afrontar la situación».
Pero esta no va a variar sustancialmente en los próximos meses si prospera el Real Decreto que ha presentado el Gobierno central para incentivar el consumo de carbón nacional frente al importado, que es el que quema la planta pontesa de Endesa.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios