Estefanía Beceiro: ”He conseguido algo que no imaginaba, tocar en una de las mejores orquestas del mundo”

359

estefania_beceiro.jpg[El Progreso] La trompista pontesa Estefanía Beceiro, de 24 años, ha sido escogida por tres de las más prestigiosas agrupaciones europeas: la London Symphony Orchestra, la London Philharmonic Orchestra y la Philharmonia Orchestra. Tras aprobar las audiciones, y en un proceso de prueba junto a algunos de los mejores jóvenes talentos a nivel internacional, está más cerca de cumplir su sueño de obtener una plaza en una gran orquesta profesional.
PREGUNTA: ¿Es muy difícil conseguir plaza en una orquesta de este nivel?
RESPUESTA: Cuando te presentas a una orquesta de este nivel, lo último que piensas es que puedes conseguirlo. Simplemente haces las audiciones porque para trabajar tienes que hacerlas. Después, depende de cómo te las prepares y de cómo te encuentres en el momento, porque a veces aunque te lo prepares mucho te la juegas en 15 minutos y siempre puede salir mal. Y en el caso de que salga bien, puede que no seas exactamente lo que busca la orquesta. Depende de muchos factores.


P: ¿Cómo son las pruebas de selección? ¿La exigencia es muy alta?
R: Todas las audiciones son diferentes, con diferentes piezas y diferente tipo de exigencia, pero cuando la orquesta es una de las mejores del mundo la verdad es que la exigencia es alta.
P: ¿Hay mucha competencia?
R: En todas las audiciones a las que me presenté este año éramos unos 50 músicos y lo cierto es que toda la gente que se presenta, o por lo menos la mayoría, son muy buenos, porque ya hay un proceso de selección anterior por currículum.
P: ¿Se trabaja con mucha presión?
R: Sí, porque te la estás jugando con cada nota que tocas. Todo el mundo está pendiente de cómo tocas y de cómo fallas también, y para conseguir la plaza tienes que ser el mejor y hacer la mejor audición de 15 minutos es fácil, pero trabajar durante un año, compitiendo con las cuatro personas que fueron elegidas entre otras 50 como las mejores, no es nada fácil.
P: ¿Qué es lo más difícil y cuál la mayor satisfacción?
R: Para mí la mayor satisfacción es ver dónde estaba sentada hace cuatro años y dónde estoy ahora. Me gusta saber que he progresado y que he llegado a conseguir algo que nunca me habría imaginado. Estoy disfrutando de lo que me está pasando, que es lo mejor que puedo hacer, porque a lo mejor mañana me dicen: “Muchas gracias”, y me vuelvo a As Pontes. Cuando empezamos a estudiar, nuestros profesores tratan de introducirnos en la música a través de grabaciones de grandes orquestas y cuando llega un momento en el que tú formas parte de una de esas orquestas, no quedan muchos sueños por cumplir.
P: ¿Hay muchos conciertos marcados en su calendario?
R: Muchísimos hasta el 2 de diciembre, incluyendo grabaciones y conciertos en Reino Unido, Eslovenia, Suíza, China y Japón.
P: ¿Qué destaca de la trompa?
R: Es un instrumento precioso y uno de los más usuales. Para mí es sin duda el mejor de todos, uno de los más importantes de la orquesta y el único que puede transmitir todo tipo de sentimientos, por su brillantez y su calidez.
P: ¿Cuánta horas toca al día?
R: Depende de la cantidad de trabajo que tenga, pero generalmente dos o tres horas al día si tengo tiempo. Es sacrificado en parte sí y en parte, no. Siempre es satisfactorio sentir que estás a un nivel alto y mantenerte ahí, y para eso hay que estudiar todos los días del año, casi sin vacaciones.
P: Este año acaba sus estudios en la Royal Academy of Music de Londres, ¿se planteó la docencia?
R: Sí, por supuesto. En los tiempos en los que estamos nunca puedes descartar ninguna opción. Pero lo cierto es que por ahora no me lo planteo, ya que me encanta tocar en orquesta y las cosas van por buen camino.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios