Cerceda y As Pontes exigen cambios en el decreto del carbón nacional

65

Los alcaldes reclaman que se mantengan los dos mil puestos de trabajo vinculados a las centrales térmicas
[La Voz de Galicia] Aunque con algunos matices diferentes, los alcaldes de Cerceda y As Pontes, sumaron ayer fuerzas para explicar el quebranto que supondrá para las economías de ambos municipios el nuevo decreto del carbón y solicitar al Gobierno central que reconsidere su postura actual.
José García Liñares y Valentín González Formoso (ambos del PSOE) expusieron en el salón de plenos de la localidad cercedense que la decisión de primar el consumo del mineral nacional sobre el importado supondrá un duro golpe para las centrales térmicas que se levantan en ambos municipios y que dan trabajo, de forma directa e indirecta, a más de dos millares de personas. De aprobarse la propuesta, que está pendiente de un dictamen europeo, ambas plantas tendrán que cesar prácticamente su actividad, pese a haber acometido en fechas muy recientes inversiones millonarias para poder emplear materia prima foránea y reducir sus emisiones. En juego están los intereses contrapuestos de las comarcas mineras de León y Asturias y de las instalaciones eléctricas que emplean carbón importado, entre las que se encuentran las de As Pontes y Meirama (Cerceda), aunque ambos alcaldes apuntaron que no están en contra de la actividad minera nacional, sino de que se penalice a las instalaciones que no se nutren de ella.


Por ello, el regidor cercedense reclamó abiertamente la retirada del decreto por parte del Gobierno o un pronunciamiento desfavorable de la UE -la Comisión de la Competencia Europea podría hacerlo público la próxima semana- que impida su entrada en vigor en la forma en que está redactado. Sin embargo, su homólogo de As Pontes, dejó abierta la posibilidad de hacer añadidos que permitan compensar la pérdida de ingresos de las dos centrales y asegurarles cierta actividad como garantes del suministro eléctrico en caso de caída de la producción hidráulica y eólica.
Prioridad a las renovables
Además, González Formoso señaló que el problema va más allá del decreto y recordó que ambas instalaciones ya han visto su actividad reducida al mínimo en el último año a causa de la prioridad de que gozan las energías renovables a la hora de acceder a la red eléctrica, por lo que reclamó una reformulación del mercado eléctrico. El alcalde de As Pontes -y secretario de Industria e Enerxías Renovables del PSdeG- cuestionó el actual reparto del mix eléctrico y calificó como ejemplo de «ineficacia enerxética» las elevadas primas que reciben las fotovoltaicas. En el caso de Cerceda, la postura del alcalde cuenta con el respaldo formal de toda la corporación, puesto que con anterioridad al encuentro de los dos regidores, se celebró un pleno extraordinario y urgente en el que acordaron reclamar medidas para que la central de Meirama «siga sendo competitiva».
La decisión del Gobierno central de primar el consumo del carbón nacional repercutirá también en los bolsillos de todos los consumidores. La apuesta autóctona supondrá un sobrecoste en el sistema eléctrico de varios centenares de millones de euros -entre 500 y 800 al año, según los cálculos de diversas fuentes- a causa del mayor precio del carbón nacional, hasta un 15% más caro que el importado.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios