Valentin Formoso: «A Endesa no pueden decirle que se quede quieta cinco años en As Pontes, porque se irá»

39

valentin.jpgEl regidor confía en que el Gobierno arbitrará medidas compensatorias para las plantas afectadas
[La Voz de Galicia] Es el alcalde socialista de As Pontes, la villa que alberga la central térmica de Endesa, la mayor de carbón del país, amenazada de paralización prácticamente total por el decreto del carbón nacional. Valentín Formoso se muestra plenamente convencido de que la norma entrará en vigor, pero espera que con cambios que reduzcan el impacto en su villa. «Lo contrario lo veo imposible, sería para dejar la política», afirma.
-Píntenos el peor escenario para As Pontes cuando entre en vigor el decreto del carbón nacional.
-El peor es que no se aprueben líneas compensatorias, que no se materialicen las medidas que está negociando el Ministerio de Industria con las eléctricas para evitar se penalice a una energía eficiente como esta.
-Las ayudas servirían para mejorar la cuenta de resultados de Endesa, pero no para evitar la destrucción de centenares de puestos auxiliares.
-Sí, por eso hay que defender la viabilidad de la central. La planta no es un garaje, es un elemento que necesita funcionar. En este asunto, Endesa y el alcalde tiene los mismos intereses, y la empresa está pidiendo que se le permita un funcionamiento mínimo técnico, para ser viable. Si no se aprueban esas medidas, va a ser lo más parecido a la muerte de una central. Es inadmisible que se apruebe esa norma sin alguna medida complementaria, va contra la lógica del mercado y la lógica de la lógica.


-¿Cuál ha sido su gestión para intentar minimizar sus efectos?
-Transmití mi parecer al ministro de Industria, al secretario de Estado y a los eurodiputados socialistas en Bruselas y esperamos vernos con el comisario de la Competencia. Además, le he pedido por carta a Montoro que traten este tema como prioritario en el pacto energético que debate con el Gobierno. No estoy en contra de que se ayude al carbón, pero nosotros tenemos el de importación ahora no porque queramos, sino porque se agotó la mina, por lo que tendrían que establecerse unas diferencias con otras centrales que ya nacieron con carbón de importación.
-¿No cree paradójico que una vez reformada la planta para ser menos contaminante se vea abocada al parón?
-Endesa, para no irse de As Pontes, transformó su central e invirtió 300 millones. Ahora no se le puede decir que se quede quieta cinco años, porque se irá.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios