Un joyero recupera el cobro en pesetas para mejorar el negocio

30

[Diario de Ferrol] Juan Ardao es un avispado empresario de As Pontes que ha visto incrementado su negocio – joyería Bicos– a costa de las antiguas pesetas. El mismo reconoce que el hecho de ofrecer a sus clientes la posibilidad de hacer sus compras con “rubias” surge de la necesidad de incentivar el consumo de artículos que no son de primera necesidad. Después de un año el empresario ha hecho cuentas.
Medio millón de las antiguas pesetas, en torno a los 3.000 euros, es el resultado de una iniciativa que, según adelantó Juan Ardao, no tiene fecha de caducidad. Como marcapáginas, olvidadas en maletas, armarios, chaquetas y hasta dentro de un coche que iba a ser desguazado son los rincones en los que han permanecido miles de pesetas olvidadas durante los últimos ocho años.


El euro está vigente desde 2002. A la sorpresa de encontrar dinero se le ha sumado la posibilidad de cambiarlo, de ahí que muchos de los afortunados opten por cambiar el fruto de su fortuna por joyas u objetos de un cierto valor.
Así, Ardao citó expresamente a un matrimonio que cacheando ropa olvidada en un antiguo armario se encontró con un sobre en cuyo interior había la suficiente cantidad de pesetas para adquirir dos relojes: uno para él y otro para ella.
El empresario reconoce que la respuesta “ha sido increíble” y descarta la posibilidad de que su idea pueda ser copiada por otras personas con negocio en el municipio de As Pontes.
Por el momento, la Asociación de Empresarios y Comerciantes de As Pontes reconoce en un comunicado de prensa que, “aunque esta iniciativa no es novedosa, sí lo es el hecho de que actualmente es el único empresario de la comarca que se ha decidido a ponerla en marcha” y anima a la gente “a sacar los billetes y monedas que guardan de recuerdo o por descuido”, facilitándoles el trabajo para deshacerse de ellas.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios