As Pontes cambia su plan urbanístico para construir un parque empresarial

384

. El proyecto prevé ampliar en 500.000 metros cuadrados el polígono de Penapurreira
. La obra debe empezar antes de 2012 para garantizar la financiación con fondos Miner
[La Opinión de A Coruña] El Ayuntamiento de As Pontes tramita la segunda modificación de sus normas de planeamiento para ampliar el polígono industrial de Penapurreira en unos 500.000 metros cuadrados más. Este parque promovido por Xestur ya tiene unos 800.000 metros cuadrados tras el desarrollo de sus tres fases pero en ellas se ubican grandes industrias y el Concello ahora puesta por dedicar esta ampliación al uso terciario con el fin de crear un parque tecnológico en el que se asienten pequeñas y medianas empresas e incluso actividades de investigación, desarrollo e innovación (I+D+I).
penapurreira.jpg


Las obras de esta ampliación tienen que comenzar antes de 2012, por eso Xunta y Concello firmarán próximamente un convenio para redactar ya el plan parcial, pues está previsto financiar las obras, en su mayoría, con los fondos Miner, que se agotan precisamente ese año.
La entidad pública de gestión del suelo Xestur encargó en 2009 a la empresa Ciisa que elaborase el plan de sectorización y el proyecto de urbanización de esta ampliación de Penapurreira, que se desarrollará entre los montes da Picheira y los de Pinel, A Braña Moura, Cal do Peto y la autovía Ferrol-Vilalba.
El objeto del contrato, sin embargo, se cambió debido a que Xunta y Concello se dieron cuenta de que había que realizar una nueva delimitación del sector para eliminar bolsas de suelo afectadas por la autovía, la variante de la AC-562 y el gasoducto de Reganosa. También han tenido que cambiar la delimitación del área porque afectaba a una zona de cautela arqueológica, un campo de mámoas relevante y que se denomina el hallazgo de O Tesouro, ubicado en Vilavella.
En la zona se hallaron hasta siete túmulos megalíticos catalogados y seis quedarán fuera del sector, tras ser desafectados, pero uno de ellos, la Medoña da Cruz do Pinal, permanecerá dentro y “adecuadamente integrado en las zonas verdes no computables”. En estos túmulos se hallaron vasos campaniformes que en la actualidad se guardan en la Universidad de Santiago.
Esta ampliación del polígono de Penapurreira se dividirá, a su vez, en dos fases. En el convenio entre Concello y Xestur se prevé desarrollar sólo una de ellas, la más grande, con 493.597 metros cuadrados de superficie industrial y empresarial. Si se suman las zonas verdes, de equipamiento y de viales el sector llega a casi el millón de metros cuadrados.
La segunda fase incluye sólo 61.350 metros cuadrados de superficie computable a efectos de aprovechamiento. La fase que se va a ejecutar de forma inmediata, la de mayor superficie, se ha clasificado como suelo urbanizable delimitado y la otra es suelo no delimitado. El sector se conectará mediante un futuro colector a la depuradora de Endesa, que actualmente amplía Augas de Galicia.
En el polígono de Penapurreira se fijó una intensidad edificatoria de 0,7 metros cuadrados por metro cuadrado pero como en este nuevo sector se prevé sobre todo uso terciario la intensidad se fija en 0,3 metros. Debido a la reducción del sector se prevé que las parcelas pasen de una superficie de 10.000 metros cuadrados a 6.000 aunque en los planos que presenta Ciisa a la Xunta figuran 35 nuevas parcelas con una superficie media de 15.000 metros cuadrados.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios