La planta de Biomasa Forestal realiza pruebas de cara a introducirse este año en el mercado

31

[Diario de Ferrol] La planta de la firma Biomasa Forestal, situada en el polígono pontés de Penapurreira, ha iniciado ya las pruebas con la intención de entrar en fase comercial hacia finales del presente año. La empresa fabricará cada año unas 60.000 toneladas de pellets, las pequeñas pastillas que sirven de combustible a calderas y estufas, y cuenta ya con acuerdos cerrados con clientes, fundamentalmente del norte de Europa.
La puesta en marcha de Biomasa Forestal supondrá la inauguración de un nuevo tráfico desde el puerto ferrolano. De sus dársenas saldrán alrededor de veinte barcos al año con los pellets fabricados en As Pontes. En este caso no será necesario importar materia prima, puesto que la firma recogerá residuos de los montes gallegos y se aprovechará de la riqueza forestal de las comarcas del Eume y Ortegal. La producción de la planta servirá para aprovechar más de 100.000 toneladas anuales de restos de las cortas, una décima parte del volumen que se genera en la comunidad.


Inversión
Los promotores de la iniciativa son Pablo Docampo y Javier Arosa, dos jóvenes empresarios que han contado con el apoyo de otros cuatro socios, entre los que están el Instituto Enerxético de Galicia (Inega) y el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape). En total, se realizará una inversión de seis millones de euros para poner en marcha la planta, que prevé llegar a cubrir veinte puestos de trabajo cuando esté a pleno rendimiento.
Según explicó Pablo Docampo, han comenzado las pruebas pero todavía está pendiente la recepción de parte de la maquinaria y continúan los procesos de selección de personal. Entre septiembre y octubre, Biomasa Forestal comenzará a comprar la materia prima de los bosques circundantes y entre noviembre y final de año empezarán a vender pellets.
De momento, el uso de calderas de biomasa no está muy extendido en España, pese a que se estima que pueden llegar a representar un ahorro de más del 50% en la factura eléctrica de un hogar. La planta de As Pontes se convertirá en la segunda fábrica gallega de pellets, después de la primera que funciona desde hace unos años en el municipio de Brión. En España son unas doce las firmas dedicadas a producir este combustible ecológico.
El único proyecto de un sector “futuro” del Plan Ferrol
El Plan Ferrol define la biomasa, al igual que la acuicultura y los biocombustibles, como un “sector futuro”. Y en efecto, en el pasado y en el presente poco se ha hecho por atraer inversiones y potenciar nuevas empresas dedicadas a la producción de energía a partir de materia orgánica. En Ferrol, Eume y Ortegal, la firma Biomasa Forestal es el único logro que se puede imputar en este capítulo del programa de desarrollo integral de las tres comarcas que puso en marcha el anterior gobierno de la Xunta y con el que renovó su compromiso el actual ejecutivo encabezado por Alberto Núñez Feijóo.
Existe un proyecto, que ha salido a relucir en sucesivas convocatorias de las ayudas de reindustrialización del Ministerio de Industria, que preveía la puesta en marcha de una planta de 7,7 megawatios. Se trata de Somozas Energías y Recursos Medioambientales, una iniciativa impulsada por Iberdrola y que quedó paralizada a la espera del nuevo reparto eólico.
También fueron descartados recientemente los dos proyectos para la creación de centrales de biomasa que concurrían, en esta zona, al concurso planteado por la Xunta de Galicia. Ni la propuesta de Ence, que preveía una planta de 10 megawatios en As Pontes, ni el de Intasa, para producir 7 megawatios en San Sadurniño, están entre las doce seleccionadas. La de Ence alcanzó, únicamente, la categoría de suplente.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios