Cinco observatorios velarán por la calidad de las aguas de los ríos Eume, Belelle y Xuvia

140

[Diario de Ferrol] La contaminación del río Eume en el verano de 2008 puso sobre aviso a la Xunta sobre la necesidad de establecer algún tipo de control para detectar posibles y futuros vertidos al dominio público hidráulico.
Dos años después y de la mano de Augas de Galicia está poniendo en marcha un programa de calidad de aguas, denominado red Cave, que está integrado por 39 estaciones y afecta a un conjunto de 20 cuencas fluviales. De ellas, tres se localizarán en el río Eume y dos velarán por la seguridad de los cauces Xuvia y Belelle, en lo que al ámbito territorial de la comarca se refiere.


A día de hoy, y a escasos metros del Centro de Recepción de Visitantes de Ombre, se sitúa la primera de las estaciones. Ésta consta de una sonda, un papel de energía solar y una antena de transmisión, un complejo sistema que garantiza la transmisión de datos cada diez minutos a un centro madre en el que son analizados.
Ph, conductividad, temperatura, oxígeno disuelto, turbiedad, nitratos, fosfatos y carbono orgánico disuelto son algunos de los datos que toma cada estación. En función de los resultados obtenidos yestableciendo como mínimos unos parámetros base, se activa una alarma y se garantiza una respuesta técnica con un margen máximo de maniobra de dos horas, siempre que la medición resulte negativa para los intereses del cauce.
A día de hoy, Augas de Galicia trabaja en la instalación de las otras cuatro estaciones previstas para el área de influencia de Ferrol. Además de la de Ombre, el río Eume acogerá otras dos más. Éstas se colocarán a la altura de la parroquia de Santa María de As Pontes y en el municipio de Muras, este último ya vinculado a la provincia de Lugo.
En cuanto al punto de control de calidad del agua del río Belelle, se situará a la altura de la parroquia de Santa María de Neda y, en lo que se refiere al cauce de Xuvia, el término municipal de San Sadurniño será su referencia territorial. La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas subrayó, en su momento, que se trata de un mecanismo de control de calidad en tiempo real pionero en el ámbito territorial de la Comunidad de Galicia, al señalar que, a día de hoy, no existe ningún sistema que permita detectar variaciones en los parámetros de calidad de las aguas continentales de la red fluvial.
Las actuaciones previstas por Augas de Galicia requieren de una inversión global que supera los 1,3 millones de euros, aproximadamente.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios