As Pontes salta al medievo

23

Espectáculos de cetrería, una granja con animales y el torneo de jinetes son algunas de las novedades de la feria medieval
[La Voz de Galicia] Un buitre negro de cabeza blanca llamado Sansón es la gran atracción de la feria medieval de As Pontes. Es la estrella del espectáculo de cetrería que se puede ver este fin de semana en la localidad. Sansón sobrevuela la zona dejando impresionados a los visitantes cuando descubre la envergadura de sus alas. «Hacemos exhibiciones de vuelo, números con aves y caballos, y demostraciones de sus habilidades», comenta Jose Antonio Alonso, uno de los responsables de Las águilas de Valporqueiro, empresa leonesa que se dedica a la organización de estos espectáculos.


As Pontes se vuelca con los festejos de su feria medieval, en la que participan casi setenta puestos. Además de la cetrería como novedad de esta edición, se han organizado multitud de actividades dirigidas a los niños, como una granja de animales, talleres de manualidades, una ludoteca o el concurso de disfraces que premia a los pequeños mejor ataviados.
Lucas es uno de los ponteses más jóvenes que acude a la feria. Con tan solo seis meses, su abuela le ha cosido su primer traje de época para que disfrute de la fiesta. «Está sorprendido con todo», comenta orgulloso su padre, Daniel Purriños, que porta un traje a juego con el del pequeño. Para quienes no dispongan de trajes típicos propios, la asociación En pro da feira medieval, los alquila. «El precio por dos días ronda los 25 euros», asegura Manuel Soto, usuario del servicio. Quienes lo prefieran pueden comprar su propio traje en las tiendas situadas en el recinto. Entre los niños los precios oscilan sobre los 20 y 50 euros, y un traje para un adulto puede alcanzar los 80 euros.
Esta tarde terminan las actividades con un espectáculo de fuegos artificiales a las 21.00. Mientras tanto, los feriantes esperan que la gente se anime a comprar y mejoren las ventas. «De momento hay menos afluencia que otros años», explica Paquita Olivera, dueña de un puesto de bisutería. «Hemos venido a pasear, miramos, comparamos precios, y luego ya compraremos», explican su táctica tres chicas de la zona.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios