La salida del creador de CT-Rad deja en el aire el futuro de la firma pontesa

46

La marcha de Juan Manuel Caruncho ha provocado una disminución en la carga de trabajo de la compañía
[La Voz de Galicia] Desavenencias internas entre los dos principales accionistas de CT-Rad, la compañía tecnológica dedicada a la fabricación de hormigón pesado ubicada en As Pontes, mantienen en el aire una inversión de cinco millones de euros, que estaba previsto que generase unos 24 puestos de trabajo.
La salida de las labores ejecutivas (que no del accionariado, ya que mantiene el 39,5% de la firma) del impulsor de la iniciativa, el ingeniero Juan Manuel Caruncho, ha provocado, según fuentes próximas a la empresa, una notable disminución en la carga de trabajo. «Incluso ahora se están fabricando estructuras metálicas y se ha dejado un poco de lado el hormigón», comentan estas mismas fuentes.
Nova relacionada: CT-Rad factura cinco millones de euros en su primer año en As Pontes


Tres meses
Desde hace aproximadamente tres meses, cuando se fraguó la marcha de Caruncho, quien hasta ese momento ocupaba el puesto de responsable de Investigación y Desarrollo de CT-Rad, el control de la empresa lo ejerce el grupo Aurela, que mantiene una participación en el proyecto del 40,5% del accionariado y cuyo presidente es Ramón Cuíña. Y todo indica que ha querido imprimir aire nuevo a la firma.
La empresa tecnológica ocupa una parcela de 35.000 metros cuadrados en As Pontes y es uno de los referentes nacionales en la fabricación de hormigones pesados, es decir, aquellos que no permiten el paso de la radiación y que sirven para aislar, entre otras instalaciones, las salas de los hospitales donde se practican pruebas diagnósticas que requieren el uso de rayos X. Incluso posee varias patentes en este campo, que habían sido desarrolladas por Juan Manuel Caruncho cuando la firma tenía su sede en Toledo.
Sin embargo, el ingeniero decidió trasladar la sede de CT-Rad a principios de este año al polígono de Penapurreira para continuar con la expansión de la empresa y buscando un lugar con precios competitivos en el suelo industrial y con buenas comunicaciones.
Puerto exterior
En este sentido, la mayor parte de los materiales que utilizan los empleados para fabricar el hormigón pesado, como son la barita, derivados del boro y la magnetita, llegan a As Pontes a través del puerto exterior de Ferrol. Pero en esta nueva aventura necesitaba el respaldo económico de otros empresarios para hacer frente a la inversión. Por medio de la Xunta de Galicia, Caruncho contactó con el grupo Aurela, que se mostró interesado desde el principio en el proyecto. El matrimonio se ha roto pocos meses después y mantiene en el aire el futuro de la empresa.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios