Encierro en Cerceda contra el decreto del carbón

111

[ElPais] Los trabajadores de la central térmica de Meirama se encerraron ayer en el Ayuntamiento de Cerceda para protestar contra la inminente aprobación del decreto del carbón, que prioriza el carbón nacional sobre el foráneo. Hoy, los alcaldes socialistas de As Pontes y Cerceda, Valentín Formoso y José García Liñares, y el director general de Industria de la Xunta, Bernardo García Tahoces, se reúnen en Bruselas con las autoridades de la competencia para exigir “medidas correctoras” que garanticen los empleos y la viabilidad de las dos grandes térmicas gallegas, que emplean mineral importado.


En plena cuentra atrás para la puesta en marcha del polémico reglamento, se han acelerado las protestas en As Pontes y Cerceda, cuya actividad económica pivota casi por completo en torno a las grandes térmicas de Endesa y Fenosa, que emplean a un millar de personas. Nueve delegados del comité de empresa de Meirama se recluyeron ayer desde las nueve de la mañana en el salón de plenos de Cerceda.
Más protestas
A mediodía se sumaron a una concentración en la puerta del Consistorio junto a otras 200 personas, trabajadores de Fenosa, operarios de las subcontratas y vecinos. “El carbón español es más caro y más contaminante”, señala Bautista Vega (CIG), presidente del comité de Meirama. Sostiene que el decreto “discrimina” a las plantas gallegas y que se fundamenta en “una decisión política ilógica”. Defiende el derecho de los mineros asturianos y leoneses a conservar sus empleos, pero opina que el Gobierno no puede “desvestir este santo, para vestir otro”. “Somos solidarios, pero que sea recíproco. Tenemos que producir todos”, resume Vega.
A última hora de la tarde, los sindicatos pusieron fin al encierro, pero advierten que habrá más protestas en los próximos días si el Consejo de Ministros aprueba el Real Decreto esta semana, tal y como está previsto. Dos alcaldes socialistas han liderado la oposición a un decreto auspiciado por el Ministerio de Industria, y que ha molestado particularmente a los socialistas gallegos. Hoy los regidores de As Pontes y Cerceda expondrán en Bruselas sus quejas a los comisarios de la competencia. “La Xunta tenía que liderar esto desde el principio”, se queja Liñares, “pero somos alcaldes de los nuestro y pediremos medidas correctoras”.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios