Palo a Galicia: la UE apoya hoy el decreto del carbón

102

[EL Correo Gallego] Un malicioso reloj de arena inicia la cuenta atrás para las térmicas de As Pontes y Meirama. La Comisión Europea aprobará hoy el decreto del carbón, facilitándole al Gobierno central la concesión de ayudas al lignito autóctono. Las plantas gallegas, devoradoras de combustible importado tras el agotamiento de sus minas, se enfrentarán a un futuro negro como la pez. Los alcaldes afectados ya exigían ayer desde Bruselas “medidas compensatorias por parte do Goberno”.
En su visita al corazón de Europa, los regidores socialistas de As Pontes y Cerceda se llevaron un chasco rápido como el diablo. Valentín González Formoso y José García Liñares le pidieron auxilio al director de la Unidad de Ayudas de Estado en el sector energético de la CE. Pero tras la conversación con Eric Van Ginderachter, llegaron a la conclusión de que el decreto se aprobará hoy. “O asunto xa está na orde do día, pero deixámoslle claro á UE o impacto da medida nas centrais galegas”, indicaron los alcaldes. Con ellos acudió el director xeral de Industria, Ángel Bernardo Tahoces, lamentando que “o Goberno central nunca falou sobre os problemas de Galicia en Europa”. La Xunta prevé recurrir el apoyo de la UE al decreto ante el Tribunal de Luxemburgo, y la resolución del Gobierno ante el Tribunal Supremo.


A falta de ayudas y con el carbón autóctono primado por el Ejecutivo central, las plantas gallegas temen su desaparición. Sólo en Cerceda y As Pontes, las pérdidas anuales superarían los 50 millones de euros. Las centrales han invertido 860 millones de euros en su modernización y en los ciclos combinados. Pero Europa no piensa desembolsar un duro e insiste en que sólo el Estado español puede ayudar a Galicia. La UE sólo le permitirá a Zapatero prorrogar las subvenciones al lignito nacional hasta 2014. Pero deja a las centrales gallegas en el limbo durante el próximo cuatrienio, mientras el carbón autóctono podrá copar el 15% de la producción eléctrica. El alcalde pontés confía en que “Industria non nos deixe tirados”. Pero los sindicatos vaticinan el cese de la actividad gallega hasta 2014.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios