Vázquez sorprende con una defensa numantina del decreto del carbón

63

[ABC] Tras una semana de movilizaciones contra el decreto del carbón del Gobierno central, que relega a un segundo plano y aboca a la inactividad al menos por cuatro años a las centrales térmicas gallegas de As Pontes y Meirama, que consumen carbón extranjero no primado por el gobierno, el secretario general de los socialistas gallegos, Manuel Vázquez, se desmarcó ayer de PP y BNG al defender en solitario la norma auspiciada por sus correligionarios en Madrid.
Al término de la reunión interparlamentaria de su partido en la mañana de ayer, Vázquez aseguró que «el decreto del carbón viene a respaldar y dar una cierta estabilidad energética; y a ayudar a determinadas zonas de España, concretamente las cuencas de Asturias y León». No obstante, y aunque no se adentró en las desventajas que el decreto conlleva para las centrales y las empresas auxiliares en Galicia, defendió que el PSOE trabaja directamente con el Ministerio de Industria «porque creemos que hay espacio a lo largo de las próximas semanas para garantizar una situación equitativa en las térmicas gallegas» y conseguir que «dentro de ese nuevo modelo energético podamos tener un espacio».


Vázquez señaló que urge un análisis de la situación de las dos centrales—«hay que ver cómo estaban, como están y qué horizontes tienen», dijo— y apuntó directamente a las empresas, a las que exigió «que el dinero que se ponga encima de la mesa no vaya solo a la cuenta de resultados». «Exijo tanto a Madrid como a las empresas que los recursos que se pueden poner para compensar esta situación no reviertan solo en la cuenta de beneficios, sino en el sistema producitvo, social y económico de esas zonas», proseguía.
También se pronunciaba ayer nuevamente sobre el decreto el BNG, que por su parte acusó tanto a PSOE como a PP de apoyar a nivel nacional una ley frente a la que no han presentado alegaciones «cuando pudieron» y que favorece a las comunidades de Asturias y y Castilla y León. El portavoz parlamentario vinculó los apoyos de la Xunta al decreto a la relación de amistad de Feijóo con políticos en estas dos comunidades.
Así, denunció que también apoyará el decreto en Asturias el ex ministro Francisco Álvarez Cascos, «a quien Feijóo puso una medalla hace poco», y los representantes de la Junta de Castilla y León, «con la que la Xunta constituyó una macrorregión supuestamente porque compartimos muchos trazos culturales, históricos, no sé si decir artísticos también».
El líder socialista se pronunció también acerca de la petición de comisión de investigación en el Parlamento sobre la adjudicación de la autovía de la Costa da Morte, de la que ayer dudaba Feijóo. Vázquez anunció que el texto se presentará hoy o mañana, y acusó de «cinismo» al presidente de la Xunta por poner en duda que se vaya a solicitar la misma. «O está sordo, o no se entera. Tiene el síndrome de estar solo, aislado, y piensa que los demás somos idiotas», espetaba.
«Libertad» en el PSOE
El secretario general también se pronunció acerca del resultado de las elecciones primarias en el PSOE madrileño, que han supuesto un revés para los planes del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Y ofreció en este punto una versión oficialista: «Toda España visibilizó ayer que somos un gran partido, el partido de la democracia, de la libertad, que no tenemos dueños. Zapatero, más allá de cómo hubiese empezado este tema, sale reforzado. Ayer me sentí más orgulloso de mi partido», defendía Vázquez.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios