La Xunta cita a los dueños de 350 fincas expropiadas en As Pontes

45

La Consellería de Infraestruturas convoca a los afectados por las obras de la autovía y la carretera AC-101 al pago de los intereses de demora
[La Opinión de A Coruña] La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas ha convocado a los dueños de las cerca de 350 fincas de As Pontes que fueron expropiadas para ejecutar las obras de la autovía AG-64 de Ferrol a Vilalba, concretamente en el tramo entre Igrexafeita y Espiñaredo y las de acondicionamiento de la carretera AC-101, entre el municipio pontés y Ortigueira.


El objeto de la convocatoria es el de afrontar el pago de los intereses de demora. El abono se efectuará los próximos días 25 y 26 de octubre en la Casa Consistorial de As Pontes en presencia de un representante de la Administración, el alcalde, Valentín González Formoso y del secretario municipal. La convocatoria fue anunciada ayer por la Consellería de Infraestruturas en el Boletín Oficial de la Provincia.
El pago de los intereses de demora por la expropiación de casi un centenar de fincas en As Pontes para construir la autovía de Ferrol a Vilalba se convoca cinco años después de que la infraestructura fuese inaugurada. Este tramo de la vía, que discurre de Igrexafeita a Espiñaredo y dispone de una longitud de 8,7 kilómetros abrió a la circulación en 2005. Las obras se ejecutaron en dos partes y obligaron a construir tres puentes.
Un mayor retraso acumula el pago de los intereses de demora por la expropiación de más de doscientas fincas en As Pontes para ejecutar las obras de acondicionamiento de la AC-101. Los trabajos comenzaron ya en 2001. La Xunta ha convocado para el pago a los propietarios de los terrenos afectados por las obras de la segunda fase de esta infraestructura, que han sido citados los próximos 25 y 26 de este mes entre las 09.30 y las 11.30 en el Ayuntamiento pontés. La relación de los afectados por la expropiación de más de doscientas fincas, puede consultarse en el Boletín Oficial de la Provincia.
Las obras de mejora de esta carretera comarcal que, al igual que la autovía AG-64, enlaza Ferrol con Vilalba, incluían la ampliación del ancho de la calzada, que pasaría de siete a nueve metros. El proyecto, presentado ya hace casi diez años, afectaba a un tramo de dieciséis kilómetros.
Los trabajos de acondicionamiento de esta vía, muy transitada, finalizaron en 2002. Los expropiados por la ejecución de las obras de mejora en el tramo que comunica Ortigueira con As Pontes han tenido que esperar casi ocho años para que se les convocase al pago de los intereses de demora. Tres más que los afectados por la ejecución de la autovía, que cobrarán los mismos días en la Casa Consistorial de As Pontes.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios