La Xunta da por hecho el cierre de las centrales de Meirama y As Pontes

61

[ElPais] As Pontes y Cerceda tendrán que cerrar”. El Ministerio de Industria lo desmiente, pero la Xunta insiste en hablar sin matices del cierre de las dos grandes centrales térmicas de As Pontes y Meirama, una vez que empiece a aplicarse el controvertido decreto del carbón.


El Concelleiro de Industria, Javier Guerra, aseguró ayer en As Pontes que la última propuesta remitida por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a la Xunta, la noche del pasado lunes, establece que el 13% de la producción eléctrica procederá de la quema de carbón nacional. “Directamente las centrales térmicas de estas comarcas tendrán que cerrar”, concluyó Guerra.
El Gobierno central sostiene que ambas plantas son “fundamentales” para la red eléctrica española y que el nuevo reglamento “en ningún caso va a suponer su cierre”. No obstante, el Ejecutivo autónomo está decidido a “hacer toda la fuerza posible” para “evitar las dramáticas consecuencias” de la aplicación del Real Decreto 134/2010 a las centrales gallegas de Endesa y Gas Natural Fenosa. Las dos eléctricas guardan silencio en el cruce de declaraciones de los Gobiernos autónomo y central.
“Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que el Gobierno sea consciente de las consecuencias del decreto” manifestó Guerra, molesto por el “absoluto irrespeto institucional” que, en su opinión, muestra el Ejecutivo central “que no contesta a las cartas y no tiene en cuenta la opinión del Gobierno legítimo de Galicia”.
El conselleiro avanzó que los servicios jurídicos de la Xunta ya trabajan en la redacción del recurso contra el decreto del carbón que llevarán ante dos órganos judiciales: el Tribunal Supremo de Madrid y el Tribunal de las Comunidades Europeas de Estrasburgo.
Guerra argumenta que existe una “contradicción” entre el porcentaje habilitado por la Comisión Europea para el carbón nacional (9%) que el Gobierno español habría elevado hasta el 13%. “Vamos a alegar porque esas no son las condiciones de la UE” apuntó el titular de Industria, que tendió la mano a la unidad de acción por encima de “colores políticos” porque esta es una “causa de todos los gallegos”.
El conselleiro se reunió ayer por la mañana en el consistorio pontés con los alcaldes socialistas de As Pontes y Cerceda, Valentín González Formoso y José García Liñares. El salón de plenos del ayuntamiento de As Pontes acoge desde la noche del lunes un encierro simbólico y por turnos contra el decreto del carbón -en su redacción actual-, que secundan unas 40 personas, entre transportistas autónomos, trabajadores de la térmica y el Gobierno local, del PSdeG.
Tanto el regidor pontés como el alcalde de Cerceda han mostrado su malestar por la aprobación de un decreto que desplaza a las térmicas gallegas, motor económico de sus comarcas, en la producción eléctrica nacional, dando prioridad (hasta 2014) a la quema de carbón nacional sobre el importado, que emplean As Pontes y Meirama.
Formoso y Liñares exigen “mecanismos de compensación” que garanticen la viabilidad de sus centrales y de un millar de empleos entre directos e indirectos. Los dos alcaldes se reunirán mañana en Madrid con el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín Uribe. Exigen conocer de “forma clara y concreta”, que medidas alternativas ofrece el Ministerio de Industria para corregir “los graves problemas” que la aplicación del decreto del carbón acarrea en Galicia. El Gobierno central confía en acelerar los trámites y comenzar a aplicar el decreto “a mediados de este mes”.
Los regidores proponen soluciones alternativas que permitan a los 130 camioneros autónomos mantener su actividad, transportando temporalmente el carbón nacional desde los puertos gallegos a las centrales de otras autonomías, como la térmica de Compostilla, en Ponferrada.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios