Gas Natural admite que el decreto del carbón impedirá operar a las térmicas gallegas

31

La compañía advierte que la producción con combustible nacional supondrá un mayor coste para los clientes y reclama la búsqueda de una fórmula que no perjudique a Meirama y As Pontes.
[La Voz de Galicia] Al coro de voces críticas contra el decreto del carbón del Gobierno central se sumó ayer la dirección de Gas Natural Fenosa. Su delegado en Galicia, que participó en Santiago en la 36.ª reunión anual de la Sociedad Nuclear Española, confirmó que las centrales gallegas se quedarán fuera del mercado si se aplica una medida que perjudica a las térmicas de As Pontes y Meirama, según admitió por primera vez Luis Díaz López. «El decreto deja fuera del mercado a las térmicas gallegas», sentenció en declaraciones a La Voz.


Galicia sufrirá de «forma dramática» los efectos del nuevo decreto, concretamente en las térmicas de As Pontes y Meirama, insistió Díaz, quien reclamó una fórmula que no perjudique a estas centrales. El delegado de Gas Natural Fenosa indicó que las térmicas gallegas «hicieron sus deberes en materia de generación, y una vez se agotaron su minas, se adaptaron para ser menos contaminantes».
«El día a día»
«Nuestras centrales van a funcionar por indisponibilidad de alguna otra, pero en el día a día no van a operar», se lamentó el delegado de Gas Natural Fenosa en Galicia.
Díaz insistió en que la entrada en vigor de la ayuda al carbón español genera un problema «muy serio», si bien puntualizó que para la aplicación práctica del decreto es necesario realizar distintos trámites de ajuste del sistema, para dar entrada a las centrales que van a usar carbón nacional. A su juicio, hay margen de maniobra para introducir algunas medidas correctoras de los efectos negativos.
«Nosotros no queremos perjudicar a la minería del carbón ni mucho menos a los mineros, pero no se puede aportar una solución a un problema perjudicando a otras regiones», manifestó. Advirtió de que el uso del mineral nacional en la producción eléctrica, además de una repercusión medioambiental, ya que es más contaminante, también tendrá un mayor coste, «que va a tener que trasladarse al mercado y a los clientes».
El delegado de Gas Natural Fenosa en Galicia recordó también que el decreto puede estar en vigor hasta el 2014, «un plazo muy largo, sobre todo teniendo en cuenta los duros momentos que estamos viviendo».
Por otro lado, el grupo de gobierno pontés y los representantes de los transportistas culminan ayer cuatro días de encierro, coincidiendo con la reunión que mantendrán en Madrid los alcaldes de As Pontes y Meirama, Valentín González Formoso y José García Liñares, con el secretario de Estado de la Energía, Pedro Marín.
Ayer visitaron a los encerrados el diputado del PSOE Xavier Carro y los alcaldes de Fene y Ortigueira, además del presidente de la Cámara de Comercio, Xoán Gato, quien recordó que ya se dirigió por carta al Gobierno y se le contestó que la norma no afectaría a las plantas gallegas. Carro insistió en que los socialistas gallegos van a continuar reclamando al Gobierno para que el decreto no tenga efectos negativos.
El conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, anunció hace unos días que la Xunta recurrirá ante el Tribunal Supremo para lograr la suspensión cautelar del decreto, y paralizar su aplicación mientras no se dicte sentencia.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios