El Parlamento gallego aprueba exigir la modificación del decreto del carbón

86

Los tres grupos parlamentarios apoyan una iniciativa para pedir que la norma tenga en cuenta a Galicia
[Faro de Vigo] El Parlamento gallego aprobó ayer por unanimidad crear un frente común para defender los intereses de Galicia contra el decreto del carbón que prima la quema de mineral autóctono y paralizará la producción de las centrales térmicas de Meirama y As Pontes, que adaptaron recientemente sus instalaciones para consumir carbón de importación, menos contaminante.


Los 75 disputados presentes en la Cámara autonómica votaron a favor de la iniciativa no legislativa del BNG para modificar los contenidos básicos del decreto, iniciar un proceso de diálogo con los afectados y tener en cuenta las especificidades de las comarcas de As Pontes y Cerceda. Pero el acuerdo entre los tres grupos parlamentarios, PSdeG, PPdeG y el partido nacionalista, no evitó la polémica en el hemiciclo ni el cruce de acusaciones.
El portavoz del BNG, Carlos Aymerich, acusó al Gobierno gallego de “no presentar alegaciones” contra el decreto del carbón antes de que la norma fuese aprobada. “Si fue por negligencia, debe cesar al conselleiro de Economía y si fue conscientemente, debe dimitir usted”, reprochó el diputado nacionalista al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.
El jefe del Ejecutivo autonómico justificó la decisión de su Gobierno de no presentar alegaciones al “primer decreto del carbón” en base a que esta norma “garantizaba los intereses de Galicia” y no suponía “un impacto negativo” para las centrales térmicas de Meirama y As Pontes, para las que incorporaba compensaciones específicas.
Feijóo aseguró en la sesión parlamentaria que una vez “reformada” la norma, la Xunta sí protestó contra el decreto “hasta en siete ocasiones” desde enero de este año. El presidente sugirió que el BNG tiene “mala conciencia por gobernar con sus socios” (en referencia al PSOE), los mismos “que impiden que en Meirama y As Pontes se queme el carbón” para el que fuero n modificadas las calderas. “Señoría, si quiere dar lecciones de defender el país dígale a sus socios que dejen de perjudicar a Galicia cada vez que tienen oportunidad”, recriminó Feijóo al diputado nacionalista.
El parlamentario socialista Abel Losada, por su parte, afirmó: “Estamos orgullosos de nuestra defensa de Galicia y los primeros en estar con Cerceda y As Pontes fueron los alcaldes y los diputados socialistas”. Aunque también reconoció que la norma del Gobierno central es “insuficiente” y puso énfasis al asegurar que “no es el decreto del PSOE, pero hay que solucionar los problemas del conjunto de España, aunque no a costa de crear otros en Galicia”.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios