La marcha negra llegará a Madrid

69

[La Voz de Galicia] La marcha negra contra el decreto del carbón concluyó ayer en A Coruña con la participación de unas 2.000 personas, que reivindicaron con pancartas y proclamas la defensa del empleo y la actividad en las centrales de As Pontes y Cerceda. Aunque la mayoría mostraban signos de cansancio tras cuatro jornadas de reivindicación, los impulsores de esta iniciativa confirmaron que a partir del lunes intensificarán las concentraciones y protestas (proseguirá el encierro en el Concello de As Pontes) y, aunque todavía no hay una fecha fijada, ya organizan otra marcha hacia Madrid, a pie o en camión.


La última etapa de la marcha comenzó a las once de la mañana en el puente del Pasaje y a la una sus participantes llegaron a la Delegación del Gobierno, encabezados por los alcaldes de As Pontes, Valentín González Formoso, y de Cerceda, José García Liñares, así como por los representantes de las centrales y las empresas auxiliares afectadas. Para recibirlos estaban miembros de los comités de empresa y dos grandes grúas móviles del puerto coruñés, de las que colgaba una pancarta con el lema «Sí a Meirama y As Pontes. Libre competencia».
Tras los discursos, los regidores y los representantes de los trabajadores fueron recibidos por el delegado del Gobierno, Antón Louro. Le entregaron un manifiesto apoyado por 40 alcaldes y otras 4.000 firmas. El encuentro fue rápido y, a la salida, Formoso no se mostró especialmente satisfecho. «La frase exacta que nos dijo el delegado es que se están buscando soluciones. Es la única conclusión literal a la que podemos llegar». Tanto el alcalde de As Pontes como el resto de integrantes de la marcha indicaron que no están satisfechos con la respuesta obtenida y, aunque reconocieron que Antón Louro no tiene capacidad de decisión («ojalá tuviera yo encima de la mesa la solución», les aseguró) sí la tiene de persuasión. Por lo tanto, esperan que interceda para concertar una reunión en el Ministerio de Industria, «que muestra una insensibilidad ante nuestras pretensiones» y al que exigen «más compromiso con Galicia».
Aunque los impulsores de la marcha indicaron que no estaba «radicalizada ni politizada», algunos manifestantes corearon eslóganes contra el PSOE y el PP que en seguida recriminaron el resto de asistentes. Numerosos cargos de los tres partidos mostraron su apoyo a la causa. El delegado de la Xunta, Diego Calvo, recordó que Feijoo ya anunció que van a recurrir el decreto, tanto a nivel nacional como europeo. Echó en cara al PSOE que se sume tarde a las reivindicaciones cuando no tuvieron voluntad de negociar el decreto. También acudieron el diputado del BNG Francisco Jorquera -que apuntó, al igual que hizo Guillerme Vázquez en Santiago, que la solución no debe limitarse a compensaciones económicas, sino a mantener la actividad-, los alcaldes de Ferrol, Culleredo, Oleiros, Carballo y A Laracha, la diputada socialista Carmen Marón, el senador Xavier Carro, el parlamentario Pablo Cobián y el presidente provincial del PP, Carlos Negreira.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios