Espinosa defiende ante Vázquez que el decreto del carbón no perjudica a Galicia

65

El líder de los socialistas gallegos advirtió el viernes tras sumarse a la ‘marcha negra’ de que la medida es una decisión “injusta” . “No vamos a permitir que se tumbe a Galicia”, apuntó
[] La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, discrepó ayer en Santiago de las críticas del PSdeG al decreto del carbón y lo hizo delante de su secretario general, Manuel Vázquez, quien el viernes se sumó a la marcha negra contra la medida aprobada por el Gobierno. El sábado, el secretario general provincial del PSdeG, Salvador Fernández Moreda, aseguró que estaba de acuerdo con el decreto pero que generaba problemas en Galicia. De forma reiterada, los alcaldes de As Pontes y Cerceda, los socialistas Valentín González Formoso y José García Liñares, han mostrado su disconformidad con la norma. Ayer, el alcalde de A Coruña, el también socialista Javier Losada, reiteró que su grupo había presentado hacía dos meses una moción en el ayuntamiento a favor de las dos centrales térmicas.


En un desayuno de la Tribuna Galicia del Fórum Europa, la gallega Elena Espinosa sostuvo ayer que la medida que favorece el uso de carbón autóctono sobre el de importación, que es el que se utiliza en As Pontes y Meirama, “no tendrá incidencia sobre Galicia”, aunque defendió la necesidad de “controlar y dar transparencia” al decreto para evitar la incertidumbre ciudadana ante una norma nueva.
Las declaraciones de la ministra se producen después de que el viernes el secretario general del PSdeG se sumase a la marcha negra contra el decreto del carbón y advirtiese de que se trata de una decisión “injusta” para un sector estratégico, que ya estaba en una situación “crítica”. “Somos socialistas, pero primero somos gallegos y no vamos a permitir que se tumbe a Galicia a coste de un sector que es estratégico para las comarcas de As Pontes y Cerceda y para la comunidad”, aseguró Manuel Vázquez.
Un día después, el secretario general provincial del PSdeG, Salvador Fernández Moreda acudió al final de la marcha ante la Delegación del Gobierno y allí también reconoció que el decreto era perjudicial para Galicia. “Yo defiendo el decreto del carbón. Es necesario porque contribuye a resolver problemas que son reales en Asturias, León y Teruel, pero generan unos problemas en Galicia y el Gobierno tiene que resolver estos problemas. Yo no vengo aquí a pedir la retirada del decreto. Venimos a pedir que los problemas que la aplicación del proyecto generan en As Pontes y Cerceda se tengan en cuenta y se busque una solución. Vengo a decirle al Delegado del Gobierno que le transmita al Gobierno de España que ese decreto genera un problema y que ese problema se tiene que arreglar porque es de justicia”, aseguró.
Losada, a favor
Ayer, el alcalde de A Coruña, Javier Losada, reiteró su apoyo a las centrales térmicas de As Pontes y Cerceda y se mostró “convencido” de que se logrará llegar a una solución. “Hace dos meses mi grupo y el BNG presentamos una moción a favor de las dos centrales en solidaridad con ellas. Tienen todo mi apoyo y comprensión”, reconoció el regidor coruñés, quien se excusó de su ausencia de la marcha del sábado: “estaba fuera de la ciudad”.
Frente a la postura crítica del PSdeG, la ministra gallega defendió la norma del Gobierno central, aunque sí apostó por la necesidad de “articular una fórmula que dé seguridad” a los sectores implicados y “mejorar el seguimiento” de la implantación de la norma porque entiende que existe “desconocimiento” sobre su aplicación.
Preguntado por el moderador del coloquio si quería realizar alguna intervención al respecto, Manuel Vázquez declinó responder a las declaraciones de la ministra, de la cual había resaltado en su presentación en la tribuna de oradores que “siempre está con una mirada puesta en Bruselas, una mirada en Madrid, pero el corazón en Galicia”.
Elena Espinosa también indicó que debatió el pasado viernes con el líder del PSdeG sobre el decreto del carbón para hacer un seguimiento de lo que va a suceder.
Tras las palabras de la ministra, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, señaló que Espinosa “reprendió de forma explícita” a Manuel Vázquez al defender ante él que el decreto no tendrá “ningún impacto en Galicia”.
Con respecto a esta escena Feijóo señaló que “lo más interesante” de todo lo que comentó la ministra es que “está de acuerdo” con una norma “que va a suponer el desmantelamiento de las centrales térmicas de Meirama y As Pontes”.
“Creo que es la gran noticia sobre el planteamiento de la ministra, que, además, lo hizo ante una de las personas que participó en una marcha para reclamar al Gobierno de Rodríguez Zapatero que no desmantele estas centrales”, destacó.
Horas después, Elena Espinosa rechazó “abrir más la polémica” con respecto al decreto del carbón porque no quiere “jugar al ping-pong” y negó haber desautorizado al secretario general del PSdeG.
Manuel Vázquez avanzó ayer que propondrá al Ministerio de Industria la creación de un fondo de compensación durante los próximos seis meses, en los que se evaluará el impacto del decreto del carbón en las térmicas gallegas.
Vázquez defendió la necesidad de generar “un colchón” al que podrían recurrir las empresas si efectivamente se prueban los efectos nocivos del decreto sobre la producción de las térmicas gallegas y que Industria niega, precisó.
Aseguró en que si la nueva normativa supone “un impacto sustantivo” en la actividad de las centrales gallegas, el Ejecutivo central tendrá que “poner sí o sí medidas compensatorias” sobre la mesa, pero en caso contrario las empresas “tendrán que “aguantar y tirar”.
Vázquez garantizó que las centrales de Meirama y As Pontes “no van a cerrar”.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios