Sebastián replica a Cerceda y As Pontes que ya recibieron más de 117 millones en ayudas

79

Ambas comarcas mineras lograron subvenciones para desarrollar un nuevo modelo industrial
[Faro de Vigo] La polémica sobre el decreto del carbón que prima la producción de energía eléctrica con mineral autóctono enfrentó ayer en el pleno del Senado al ministro de Industria, Miguel Sebastián, y al senador del BNG José Manuel Pérez Bouza, quien preguntó al titular de Industria si era “consciente de los perjuicios que el decreto producirá en Galicia” y le recordó el “rechazo unánime” de la comunidad al texto, un “posicionamiento unánime que pide que se modifique el decreto”, puntualizó. Sebastián, por su parte, defendió que la aplicación de la norma no supondrá el cierre de las “eficientes” centrales térmicas gallegas de Meirama (Cerceda) y As Pontes y resaltó que desde 2006 estas dos comarcas “han recibido más de 117 millones euros, casi 20.000 millones de pesetas, para desarrollar un nuevo modelo de industria y empleo que las acerque a la sostenibilidad y que básicamente se ha focalizado en las energías renovables”.


El ministro de Industria también resaltó que este “esfuerzo inversor ha sido en todo momento compatible con la defensa del carbón autóctono en otras regiones de España y con el mantenimiento de dos centrales térmicas que por su eficiencia y bajas emisiones, son esenciales para garantizar el suministro eléctrico”, y defendió, a su vez, la postura del Gobierno Central a la hora de aprobar un decreto pensado para “la seguridad de suministro de España, de España como país”, recalcó.
El senador del BNG valoró la repercusión que tendrá el decreto en Asturias, Castilla y León y Aragón, pero aseguró que perjudicará “gravemente” los intereses de otros territorios como Galicia, donde las centrales de Cerceda y As Pontes utilizan carbón importado, unas consecuencias negativas que se extenderán también “a las empresas auxiliares y a los prestadores de servicios, en especial al colectivo de camioneros, además de mermar la actividad de los puertos de Ferrol y A Coruña”. Pérez Bouza señaló que las pérdidas será cuantiosas “tanto en generación de riqueza como en puestos de trabajo”, ya que peligran más de 2.000 empleos.
Un encuentro en el aire
El senador nacionalista pidió al ministro de Industria que aclarase en el pleno la posibilidad de abrir un proceso de negociación para modificar el real decreto, tras el “rechazo unánime” de Galicia a la norma, y para que se reparta el coste de primar la energía con carbón autóctono entre todos los agentes que participan en la generación eléctrica.
También solicitó a Sebastián que reciba a los afectados gallegos —en especial a los dos sindicalistas de la CIG en huelga de hambre desde el pasado sábado— como hizo con los representantes de Castilla y León y Asturias en su día.
El ministro eludió responder directamente a las dos peticiones de Pérez Bouza y se limitó a “trasmitir un mensaje de tranquilidad a estas dos comarcas porque no sólo seguirán teniendo el respaldo del Gobierno de España, sino que las dos centrales térmicas que tienen, tanto As Pontes como Meirama, son plantas eficientes y en ningún caso se van a cerrar”. Fuentes del Ministerio de Industria, sin embargo, aclararon que es posible que se produzca una reunión entre Sebastián y el secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez, aunque no hay ninguna fecha prevista.
Sebastián también contestó que “la normativa europea permite e impide algunas cosas”, y que las “ayudas al carbón autóctono se aprueban sobre la base de la seguridad de suministro en España” y de forma “compatible con la actividad de las centrales gallegas”, que utilizan mineral de importación. Por eso descartó la posibilidad de modificar el real decreto tal y como solicitó el BNG.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios