Las térmicas se comprometen con el Gobierno a no recortar empleo

80

[El Pais] Endesa y Gas Natural Fenosa se han comprometido ante el Ministerio de Industria a mantener el empleo en las centrales térmicas de As Pontes y Meirama, que seguirán abiertas y en funcionamiento. Buscarán “fórmulas” que garanticen un “mínimo de actividad, incluyendo el transporte”, sin prescindir de los trabajadores. Una comisión gubernamental medirá el impacto del decreto del carbón sobre las dos industrias gallegas, para evaluar si es necesario adoptar medidas correctoras que equilibren la producción eléctrica.


Tras muchas semanas de controversia, el Ministerio de Industria, que dirige Miguel Sebastián, ha escuchado las ruidosas protestas de los políticos gallegos, que desde todos los frentes, incluidos los tres partidos con representación parlamentaria, han cuestionado un decreto que favorece el carbón nacional por encima del importado, que es el que emplean las dos plantas coruñesas.
El Gobierno central ha accedido a reunir “a todas las partes afectadas” -las eléctricas, los ayuntamientos y los sindicatos- alrededor de la misma mesa, junto a los ministerios de Industria y Fomento, con el objetivo de hacer un seguimiento pormenorizado de los efectos de la aplicación del nuevo reglamento en Galicia.El secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, arrancó ayer el compromiso de Miguel Sebastián, con el que se reunió en Madrid, de que se creará de inmediato una comisión específica para medir el impacto del decreto en la comunidad. Será en cuestión de días, según Industria, “antes incluso” de que se empiece a aplicar este mecanismo “de restricciones técnicas”, que prioriza la producción eléctrica con fósil nacional por encima del importado, tras las protestas de los mineros asturianos y leoneses.
El líder de los socialistas gallegos explicó al ministro el malestar existente en Galicia con el decreto del carbón, después de que Sebastián mantuviese su rechazo a plantear medidas adicionales para garantizar la producción y el empleo en las plantas gallegas. La reunión de Vázquez y Sebastián enfureció a la Xunta, que se viene quejando de la falta de comunicación con el ministerio para abordar las consecuencias del decreto en Galicia. Inicialmente no se establece ninguna compensación, pero la nueva comisión analizará la situación para implantar eventuales medidas correctoras.
“No se va a perder ningún puesto de trabajo, ni se va a cerrar ninguna planta”, aseguró tajante Vázquez, muy “satisfecho”, al término de una reunión en la que también participaron directivos de Endesa y Gas Natural Fenosa, junto al secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, y el secretario general de Transportes de Fomento, José Luis Cachafeiro. No obstante, el líder del PSdeG advirtió que “la situación va a ser dura a corto plazo”. Exigió “lealtad” a la Xunta e instó a todos los agentes implicados a caminar “cogidos de la mano” para “llegar a un medio-largo plazo positivo”.
“Pasados los primeros meses, veremos si es suficiente, o buscaremos nuevas fórmulas”, añadió Vázquez, que confía en que la comisión comience su trabajo “la próxima semana”. Industria presidirá la mesa en la que se sentarán Endesa y Fenosa, los alcaldes socialistas de As Pontes y Cerceda, y los sindicatos, en representación de los trabajadores afectados.
El alcalde de As Pontes, donde se asienta la térmica más grande y eficiente de España, respiraba ayer un poco más aliviado. No del todo. Valentín Formoso, del PSdeG, está convencido de que el decreto afectará negativamente a la producción en la central pontesa, pero aplaude la decisión de Industria porque “el ministerio reconoce que puede haber un impacto, que lo habrá”. “La comisión es una garantía de que si hay un problema, habrá un lugar donde intentar resolverlo”, manifestó.
Las eléctricas también se comprometieron ayer a buscar “fórmulas” para aliviar la situación de los transportistas autónomos, unos 130 camioneros que se ocupan de trasladar el carbón del puerto a las térmicas. Llevan dos semanas encerrados en el consistorio pontés y son el colectivo que más acusa el largo parón de la producción después de “un mal año”.
El anuncio de Industria de que constituirá una comisión de seguimiento específica para Galicia ha templado los ánimos en comarcas de As Pontes y Cerceda, que mantienen un punto de desconfianza. A medianoche del miércoles, un centenar de camiones, decenas de coches particulares y 12 autobuses salían desde el ayuntamiento pontés rumbo a Madrid. Esta mañana se concentrarán ante la sede del ministerio, junto al alcalde y los trabajadores de Cerceda, que partieron a la misma hora.
“Vamos a decirles que existimos y que estaremos vigilantes” resume el alcalde pontés, que encabeza la protesta. La Plataforma en Defensa da Producción Eléctrica, que integran BNG, CIG y USTG, prepara una gran movilización contra el decreto el domingo en Ferrol. Dos sindicalistas de la CIG, Fernando Blanco y Alberte Amado, prosiguen la huelga de hambre que iniciaron el sábado para exigir una reunión con el ministro de Industria. El diputado nacionalista Francisco Jorquera exigió ayer a Sebastián que los reciba.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios