Los dos miembros de CIG abandonan la huelga de hambre ante la reunión con Sebastián

56

[ElMundo] Los dos sindicalistas de As Pontes han abandonado la huelga de hambre que iniciaron el pasado sábado al recibir este viernes, de boca del portavoz del BNG en el Congreso -Francisco Jorquera-, el anuncio de que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, se reunirá con ellos para que le expongan su postura acerca del decreto del carbón.
Así lo ha confirmado a Europa Press el coportavoz comarcal de CIG Ferrol, Manuel Grandal, quien ha destacado que, con esto, se ha logrado “el objetivo de los compañeros” Fernando Blanco y Alberte Tallón, responsable comarcal de CIG en As Pontes y de la sección sindical Endesa-As Pontes, respectivamente.


CIG, como sindicato mayoritario en las centrales térmicas gallegas -la de As Pontes y la de Meirama-, “estaba pidiendo una reunión con el ministro”, ha constatado. En este sentido, ha agradecido la colaboración del portavoz nacionalista en la Cámara baja, quien “ayer a última hora” hizo llegar la noticia.
Al respecto del encuentro con Sebastián, que aún no tiene fecha pero que el portavoz de la central cree que se celebrará “en los primeros días del mes que viene”, CIG irá “a defender su alternativa”: “Que es el derecho a que Endesa pueda seguir produciendo”, ha subrayado Manuel Grandal.
Nueva protesta en Ferrol
Apunta que esta es “la única manera” de garantizar “el futuro” de sus trabajadores, idea que, incide, será el lema de la manifestación convocada para este domingo en Ferrol.
Será una marcha que contará con el respaldo del “cuerpo social”, según asegura Grandal, ya que a ella “se está sumando cada vez más la ciudadanía”. A efectos de visibilidad, considera que “no es lo mismo” para Madrid tener en cuenta el apoyo ciudadano “que no va a permitir” el cierre de las centrales.
Así, ha interpretado que el último informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) valora que la aplicación del decreto “llevará consigo la paralización” de las fábricas, con la repercusión en el trabajo que ello implica.
“Una fábrica cerrada durante tres o cuatro años significa que no va a hacer inversiones y nos ubica en una situación de cierre”, ha aseverado. En esta dirección, ha reiterado que la propuesta de CIG se basa en que el consumo de carbón nacional “no vaya en detrimento” de las centrales térmicas de Meirama y As Pontes.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios