Zapatero reitera que «no hay amenaza de futuro para las centrales gallegas»

26

El presidente del Gobierno ha lanzado hoy en el Congreso un «mensaje de tranquilidad».
[La Voz de Galicia] El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha recordado hoy que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, reunirá en los próximos días una comisión, que se iba a celebrar hoy pero ha quedado aplazada, con empresas, ayuntamientos y sindicatos afectados por la crisis del carbón en Galicia y ha querido dar un «mensaje de tranquilidad».
Zapatero, que ha respondido así en el Pleno del Congreso a una pregunta del diputado el BNG Francisco Jorquera sobre la disposición del Gobierno para reorientar las políticas del sector del carbón al objeto de evitar perjuicios para Galicia, ha reiterado que «no hay amenaza de futuro para las centrales gallegas».


El presidente ha expresado la voluntad del Gobierno para atender los efectos de la crisis en estas centrales y la «buena disposición» para analizar medidas complementarias y propuestas alternativas que redunden en beneficio de la economía española.
Así, Zapatero ha recordado que en los próximos días el ministro de Industria reunirá una comisión con el objetivo de analizar la situación y a la que están convocadas ayuntamientos, empresas y sindicatos afectados de Galicia.
Ha recordado que el Gobierno ya ha adoptado una normativa sobre la garantía de suministro para evitar una pérdida de una fuente autóctona de energía como es el carbón.
Estas medidas, ha dicho Rodríguez Zapatero, se enmarcan en la necesidad de buscar la seguridad en el abastecimiento y así lo ha entendido la Unión Europea, que ha otorgado su aval a esta regulación.
Se trata, ha puntualizado, de medidas de carácter transitorio que están concebidas para que el sector pueda superar este período de crisis económica.
Zapatero ha precisado que el Gobierno entiende que las centrales térmicas en Galicia son esenciales para el sistema térmico español y que el efecto en las mismas es limitado y transitorio.
Además, ha reconocido que la crisis económica ha supuesto una caída del 4,7 por ciento en la demanda de electricidad en 2009, lo que ha afectado al sector de la energía en su conjunto, incluidas las centrales gallegas de carbón.
Por su parte, el diputado del BNG, Francisco Jorquera, ha pedido al Gobierno más concreción en sus compromisos y le ha recordado que Galicia «vive del carbón» y con el decreto del carbón su futuro está «claramente amenazado».
Jorquera ha asegurado que se trata de un impacto que afecta a más de 3.000 empleos, que puede tener una repercusión en el PIB gallego de dos o tres puntos y de que Galicia puede dejar excedentaria en producción eléctrica para ser deficitaria.
El diputado ha pedido al presidente que «defina claramente» los compromisos y le ha recordado que no se puede solucionar un problema en un sector y generar otro más grave en otro sector, como es el eléctrico.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios