Sebastián presidió la comisión de seguimiento, que evidenció la baja actividad de las térmicas gallegas

51

[La Voz de Galcia] Aunque inicialmente no estaba previsto, el ministro de Industria presidió la primera reunión de la comisión de seguimiento de los efectos del decreto en Galicia. De hecho, esta se inició con retraso, al término del Consejo de Ministros, para facilitar su presencia. Según relataron los participantes, fue un encuentro en el que, salvo algunas aclaraciones, se repitieron las posturas que vienen manteniéndose en los últimos tiempos. Sebastián insistió en su discurso de que las térmicas gallegas no van a cerrar y de que la aplicación del decreto no tendrá efectos negativos para las centrales de Endesa en As Pontes y Gas Natural Fenosa en Cerceda.


Frente a la postura del Gobierno, la de las eléctricas, los alcaldes de ambas villas y la CIG. El regidor de As Pontes, Valentín González Formoso, valoró positivamente la presencia de Sebastián, y aseguró que, según los datos oficiales que maneja Red Eléctrica Española (REE), la planta de Endesa opera este año al 45,37% de su capacidad, y la de Cerceda, al 11,32%. Esas cifras son las que servirán al ministerio para evaluar, una vez haya entrado en vigor el decreto, los posibles efectos negativos sobre la operatividad de ambas centrales. Formoso defendió que el impacto de la norma no recaiga solo en las térmicas de carbón nacional.
El alcalde de Cerceda, José García Liñares, valoró muy positivamente las decisiones judiciales conocidas ayer sobre el decreto del carbón. Así, aseguró que «hai dous tribunais da nosa parte que poden tombar o decreto». Reconoció que no se pueden echar las campanas al vuelo, pero añadió que, por lo menos, «isto demostra que ven indicios de que o decreto non está ben feito e gañamos tempo».
Enfrentarse al partido
Además, el socialista García Liñares indicó que, pase lo que pase finalmente, su único objetivo será defender los intereses de Cerceda, aunque eso implique enfrentarse a su propio partido. El regidor había reclamado al inicio del encuentro que también participasen la Xunta y representantes de las empresas auxiliares en la comisión de seguimiento.
Según fuentes de la CIG, Endesa no se comprometió a poner en marcha un almacén temporal de carbón de hasta 500.000 toneladas en su planta de As Pontes, con lo que mantendría el empleo en el colectivo de transportistas pese a que se rebajase la producción. Aseguró que su actividad sería nula o reducida con la aplicación de la norma y que, en esas circunstancias, no iba a garantizar todos los puestos de trabajo. «Ao entender da CIG non coincide para nada co anunciado polo Ministerio de Industria e polo PSOE trala visita de Pachi Vázquez», aseguró Fernando Blanco, delegado de la CIG en la térmica de Endesa.
La reunión se inició antes de que se conociese la misiva del Tribunal de la UE y la decisión de la Audiencia Nacional. A su término, los integrantes -la composición inicialmente no será variada- volverán a reunirse a principios del próximo diciembre, para evaluar los primeros efectos de la norma en Galicia.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios