La Xunta da luz verde al plan de gestión y explotación del Forgoselo

164

[Diario de Ferrol] La Xunta aprobó un plan de gestión y explotación de los montes de Forgoselo que, con una vigencia de cinco años, dará comienzo antes de final de mes con la plantación de más de 4.500 unidades de frondosas. Chopos, abedules y alisos son algunas de las especies con las que se prevé regenerar las 27 hectáreas en las que en los últimos meses han sido talados una gran cantidad de pinos.


Esta operación no ha pasado desapercibida para algunos ecologistas. Miembros de Adega califican el hecho, cuanto menos, de desafortunado, explican que las consecuencias del mismo sobre el medio ambiente pueden ser irreparables y piden a la Xunta que adopte las medidas que estime oportunas para garantizar la protección de unos espacios que a día de hoy son únicos. Por otra parte, critican la instalación de alambradas para delimitar algunas zonas y llaman la atención sobre los efectos que la tala de los pinos pueden tener sobre la riqueza micológica que hasta ahora era abundante y propia de unos espacios situados dentro del término municipal de As Pontes.
Estas observaciones chocan con una visión diametralmente opuesta que sobre este proyecto tienen los responsables de la Asociación de Vecinos del Monte Forgoselo que, al fin y al cabo, representan a la entidad que está detrás de la iniciativa.
En este sentido, el presidente de una agrupación que vela por los intereses de 100 personas, Manuel Fernández, explicó que se trata de un plan de gestión y explotación que se desarrollará sobre una superficie de 1.400 hectáreas, de las que 300 corresponden a arbolado y el resto a pasto. De él se alimentan unas 300 cabezas de ganado vacuno.
El proyecto supervisado y aprobado por la Dirección Xeral de Montes pasa inicialmente, según el presidente, por la conservación de unos espacios vinculados a la Red Natura, pero también busca compatibilizar un uso público con la posibilidad de que los montes sean rentables. De otro modo, apunta Manuel Fernández, no solo se acabaría con la riqueza natural y paisajística que ahora existe sino también con el futuro de una comunidad que se constituyó en el año 1985 y que lleva más de diez años gestionando el proyecto que, además de ser supervisado por la Xunta, ahora también ha conseguido su aprobación. El plan se desarrollará a lo largo de los próximos cinco años y de cara al futuro más inmediato se prevé desde la tala de nuevas masas arbóreas hasta la aplicación de un sistema de vigilancia, control y explotación de los recursos micológicos de la zona. Sobre este último asunto, el presidente de la asociación de Forgoselo, Manuel Fernández, fue muy claro “se trata de acabar con la costumbre que ahora existe de coger sin ningún tipo de control las muchas especies de hongos y setas que se producen en prácticamente toda la superficie del monte de Forgoselo”.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios