Iberdrola asegura que su plan se ‘ajustaría’ al límite de 350 megavatios del concurso eólico

32

La compañía defiende días antes de la resolución del reparto que cada millón invertido creó el pasado año en Galicia 16 empleos
[Faro de Vigo] Al sector energético le tarda conocer la resolución del concurso eólico gallego. El primer vistazo será para ver el reparto y muy probablemente el segundo para comprobar si Iberdrola está entre los ganadores. La principal compañía de renovables en España fue la gran perdedora del anterior reparto, el impulsado por el bipartito, y sus directivos no están por la labor de volver a repetir ese tipo de protagonismo. La candidatura de la firma vasca incluye un plan industrial con hasta seis proyectos que, según defiende, crearían 3.000 puestos de trabajo. Aunque su petición está por encima de los 400 megavatios, Iberdrola mantiene que los 13 parques a los que aspira tendrían una potencia que se “ajustaría” al límite de 350 MW impuesto por la Xunta por cada empresa. A eso añade la vinculación económica con la comunidad, con un estudio de la Universidad de Santiago que sostiene que por cada millón de euros que el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán invirtió el pasado año en Galicia se impulsaron 16 puestos de trabajo.


En los últimos cuatro años los inversiones acumuladas ascienden a 900 millones de euros, según sostiene la empresa, que explota en la comunidad el 41% de la potencia hidroeléctrica y el 20% de la eólica, “lo que la sitúa como líder en producción de energías limpias en la comunidad”. El estudio incluye la repercusión para el PIB autonómico el pasado ejercicio, unos 30,6 millones, y el pago de impuestos locales y autonómicos, alrededor de 14,6 millones.
El plan industrial que ofrece Iberdrola a cambio de sus 13 parques, “todos fuera de la Red Natura”, contempla el acuerdo con Gamesa –otra de las contrincantes más fuertes del concurso y en la que es la principal accionista– para adquirirle los aerogeneradores de sus plantas gallegas; una planta de biomasa en As Pontes pendiente desde 2006; la central hidroeléctrica San Esteban II, ya en construcción; otros dos aprovechamientos también en la cuenca del Sil previstos para 2011 y 2020; y “una estrategia de fuerte expansión comercial” en la comunidad con 100 empleos directos “que surgirán de la constitución de equipos de venta” y los canales mixtos Iberdrola con los que la compañía ofrece junto a un socio local ofertas de suministro de gas y electricidad dentro de la liberalización del mercado.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios