La Diputación califica como «excelente» la situación económica del Concello pontés

110

La Voz de Galicia. La situación económica del Concello de As Pontes se encuentra entre las mejores de todos los ayuntamientos de la provincia de A Coruña. Este, por lo menos, es el resultado que arroja un informe elaborado por la Diputación y que califica como «excelente» el estado en el que están las cuentas del municipio que dirige el socialista Valentín González Formoso. El documento evaluó el balance económico-financiero de los concellos con menos de 20.000 habitantes en el período entre el 2006 y el 2009.


«Liquida o ano cun remanente de tesourería para gastos xerais de 5.499.923,15 euros, cantidade elevadísima para un concello do seu tamaño, que chega a duplicar as cifras do ano anterior», apunta el Servizo de Asistencia Económica a Municipios de la Diputación de A Coruña en el citado informe, en el que también se puede leer: «Ademais estas cifras alcánzanse nun ano no que se producen importantes desviacións negativas nos gastos con financiamento afectado (es decir, el que se realiza con dinero de otras administraciones, como la propia Diputación, la Xunta o el Gobierno central) que influén de maneira negativa na cuantificación do remanente».
Los últimos párrafos de las conclusiones elogian la «excelente situación do concello en todos os aspectos», un hecho que se refleja en las «comparativas das principais magnitudes respecto dos outros concellos do seu mesmo estrato de poboación, onde figura nos primeiros postos en todas».
Entre estos parámetros sobresale «o baixo nivel de endebedamento», un 0,42% «respecto á media de endebedamento dos concellos do seu tramo de poboación», lo que deja al Ayuntamiento «nunha situación financeira excelente para afrontar calquera investimento que considere oportuno».
El remanente de tesorería
En cuanto a qué hará el Concello de As Pontes con los más de cinco millones de euros que entraron durante este ejercicio en la caja del Ayuntamiento, el gobierno local ha previsto reservar cerca de dos millones para los llamados ingresos de dudoso cobro, es decir, aquellos impuestos que deberían pagar empresas que ya están en proceso de liquidación o que el ejecutivo municipal considere que puedan tener dificultades para resolver estas obligaciones. De los 3,3 restantes, uno quedará en las arcas locales para afrontar posibles contingencias futuras y el resto se dedicará a inversiones, entre las que destaca un plan de empleo para 25 personas durante seis meses y que absorberá 400.000 euros.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios