Los sabotajes del conflicto laboral de las ambulancias de Ferrol llegan a As Pontes

284

Ambulancia_quemada.JPG
El Progreso. El conflicto laboral en el servicio del transporte interhospitalario de Ferrol comenzó a mediados de diciembre, cuando los trabajadores de la firma Emersán Galicia S.L., adjudicataria del servicio en el Arquitecto Marcide, iniciaron una huelga, que todavía mantienen, tras el despido de uno de sus compañeros. Los sabotajes a los vehículos sanitarios se sucedieron en los últimos días en la comarca ferrolana, llegando esta semana a As Pontes, donde el lunes autores sin identificar trataron de incendiar un vehículo del 061.


El responsable de Ambulancias Ferrolanas -empresa a la que pertenece el vehículo- y también dueño de las firmas de transporte asistencial San Roquiño y Servicios Sanitarios del Cantábrico, todas con sede en As Pontes, relaciona lo ocurrido directamente con la huelga de Emersán, donde es socio y presidente de la UTE del programado. José Durán, que denunció los hechos ante la Guardia Civil de As Pontes, considera el acto de sabotaje una represalia contra la empresa y ve en él un recrudecimiento de la protesta laboral.
«Patrullas policiales está escoltando las ambulancias en Ferrol desde que empezó la huelga, aún así los sabotajes se repiten y no se cumplen los servicios mínimos», explican desde la empresa, desde donde indican que en las últimas semanas aparecieron ambulancias con las ruedas pinchadas, motores rotos y desaparecieron decenas de llaves.
«En Emersán se ponen prácticamente dos denuncias diarias en la zona de Ferrol y en Ambulancias Ferrolanas la de As Pontes ya es la segunda, porque pusimos una el día 17 cuando rajaron las ruedas de una ambulancia en Narón», explica el responsable de la firma, que espera que la Guardia Civil identifique en los próximos días a los autores que intentaron calcinar la ambulancia en As Pontes.
«El coche estaba aparcado detrás del tanatorio -en el número 2 de la avenida de Lugo- y tuvimos suerte porque unos chicos salían de la oficina, sobre las 19.30 horas, lo vieron arder y sofocaron el incendio con un extintor», relata Durán, que cifra los daños materiales del vehículo en alrededor de 5.000 euros.
Huelga
Los doce trabajadores de Emersán Galicia S.L., convocados por la CIG, iniciaron una huelga indefinida el pasado 14 de diciembre para exigir la readmisión de un compañero despedido. La compañía, por su parte, defiende que el despido no fue improcedente y sostiene que el trabajador fue declarado «no apto» para los puestos de conductor y camillero en un reconocimiento médico.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios