Biomasa Forestal inicia su actividad en As Pontes y lidera ya otro proyecto

23

La empresa ha comenzado el proceso de selección de personal para empezar a operar en los próximos días
[La Voz de Galicia] La factoría que la empresa Biomasa Forestal, participada en un 20% por el Instituto Energético de Galicia (Inega), tiene en As Pontes comenzará a operar en los próximos días. La planta procesará los residuos de las distintas transformaciones forestales para producir cada año 60.000 toneladas de pellets, un tipo de combustible granulado que se utiliza para alimentar las centrales térmicas y los sistemas de calefacción. Creará 15 puestos de trabajo directos y la compañía ya está inmersa en el proceso de selección de personal, así como en el acopio de materia prima con el objetivo de iniciar la actividad de forma inminente.


Para la concreción de este proyecto la firma de capital autonómico ha invertido cerca de seis millones de euros. La mayor parte de su producción se venderá al extranjero para su combustión en plantas de generación eléctrica muy similares a la de As Pontes. El traslado de los pellets fuera de Galicia se hará a través del puerto exterior de Ferrol. Las previsiones de la compañía indican que podría, gracias al incremento de tráficos portuarios y de actividad en el sector forestal, generar 70 empleos de forma indirecta en la comarca.
Por otro lado, la empresa Revalorizadora del Noroeste, S.L., que comparte impulsores con Biomasa Forestal, lidera ya otra iniciativa en una parcela de Penapurreira que linda con la actual planta de procesamiento de residuos forestales. En este caso, se trata de un proyecto más volcado hacia la innovación y el desarrollo. Y es que la compañía ha solicitado ayudas al Plan Ferrol para montar una zona de «fabricación de granzas formuladas de plástico-madera». En concreto, serían materiales polivalentes para usos industriales y domésticos y que combinan la durabilidad del plástico con la flexibilidad de la fibra de la madera. El presupuesto de esta nueva fase llega a 3.076.620 euros y está previsto que genere alrededor de dos puestos de trabajo. Para su construcción, la empresa ha pedido un crédito blando de 1.538.300 euros.
La nueva fase de Penapurreira espera por la firma del convenio
El suelo industrial en el polígono de Penapurreira se agota. La tramitación de la nueva fase que aportará cerca de 600.000 metros cuadrados a la zona para el asentamiento de iniciativas empresariales está ya en la recta final. De hecho la firma que se encargaba de la redacción del plan urbanístico para el lugar concluyó su trabajo la semana pasada. Ahora solo restan dos trámites para que una inversión cercana a los 34 millones de euros se convierta en una realidad. El primero es que la Xunta y el Concello ratifiquen un convenio que implicará al ejecutivo que dirige Valentín González Formoso en la gestión de la parte proporcional de las aproximadamente 20 hectáreas que aporta el municipio a la ampliación. En este sentido, según el gobierno local, «hay un acuerdo total entre ambas partes» y desde el Concello esperan a que se designe un representante de la Xunta para efectuar dicha firma.
Y el segundo, la remisión del plan urbanístico a Santiago para su aprobación.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios