IPv6, protocolo de Internet

25

La Red de redes existe gracias a un sistema que asigna a cada máquina una dirección numérica (por ejemplo, 193.110.128.200), que posteriormente se traduce a un nombre (o dirección web, es decir, elmundo.es).
Todo dispositivo necesita de una dirección IP para conectarse a Internet y asegurarse de que los datos llegarán al destino adecuado. Por eso, de estas direcciones depende la expansión de la Red. El problema es que las posibles combinaciones de dígitos se están acabando: quedan menos del 2% de los números aún libres, y se espera que en algún momento dentro de apenas un mes se agoten.
El protocolo de Internet (IP) es un conjunto de normas técnicas que define cómo los dispositivos se comunican a través de la Red. En este momento hay dos versiones de IP, IPv4 e IPv6, y esta última incluye un rango de números muchísimo mayor que la primera. El problema es que son incompatibles entre sí: los sitios ‘visibles’ en una versión no lo son en la otra, y viceversa.
Las direcciones IP son asignadas por la ICANN, que las distribuye entre los cinco Registros Regionales de Internet (RIR). Estos, a su vez, los asignan a los usuarios en sus respectivas regiones.


Fuente ElMundo

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios