Xaraleira exportará ratas congeladas a Centroeuropa y Emiratos Árabes

56

Es una de los dos españolas dedicada a comercializar roedores como mascota o alimento. El mercado exterior le obligará ampliar la granja y producir 5.000kilos.
[Expansión] Xaraleira, con sede en el municipio coruñés de As Pontes, es la única empresa gallega y una de las dos en España dedicada a comercializar roedores como mascotas o como alimento vivo o congelado de aves rapaces y reptiles a zoológicos, cetreros y centros de recuperación de animales. La firma cuenta desde el año 2003 con una nave de cría cuya producción alcanza los 500 kilos de rata y ratón congelado al mes. “Producimos entre 400 y 500 kilos de rata y ratón congelado y queremos ampliar la producción”, describe José María Vilaboy, propietario de la empresa, quien ha solicitado un crédito de 100.000 euros con cargo al Plan Ferrol – con ayudas a fondo perdido habilitadas por la Xunta para la comarca-.


Su meta es ampliar las instalaciones y alcanzar una producción de 5.000 kilos, es decir, multiplicará por diez la capacidad actual. Esta cifra se sumará a los 7.000 roedores vivos que comercializa ahora mensualmente. Entre sus clientes en España se encuentra el parque cántabro Cabárceno, el Zoo de Madrid, así como centros de recuperación de aves de Andalucía, Cataluña o Portugal, o la ONG Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa). A partir de abril empezará a comercializar los ratones congelados a nuevos mercados de Centroeuropa como Austria, Bélgica y Holanda y a los Emiratos Árabes, una puerta que le han abierto las empresas suministradoras de aves para cacería a Oriente Medio. Los nuevos clientes posibilitarán doblar la facturación de la compañía, que en 2010 fue de 150.000 euros, y convertir el mercado exterior en el 30% de la producción total del criadero.
Un roedor congelado puede alcanzar un precio máximo de dos euros, aunque el precio final depende de la cantidad que adquiera el cliente.
Doblará empleo
Vilavoy prevé construir una nueva granja, que se sumará a las dos existentes, e incluirá una cámara de refrigeración con capacidad para congelar más de 5.000 kilos de roedores. La ampliación del negocio irá acompañada además de un aumento del número de puestos de trabajo que pasarán de los cuatro empleados que tiene en la actualidad a los ocho. “Somos una empresa gacela [acumula al menos tres años consecutivos con un crecimiento de su volumen de negocio del 25%] y tenemos que ampliar el negocio y el número de empleos”, destaca el propietario.
Venta de insectos para sustituir los pesticidas
El creador de Xaraleira ha decidido apostar no sólo por la internacionalización del producto que comercializa, sino por la diversificación. Así, a partir del verano criará también insectos como mariquitas y avispas con los que hacer frente a las plagas y como sustituto de los pesticidas. “La gente tiene que estar dispuesta a pagar más por el producto, pero a cambio evita que sus tomates o sus lechugas nazcan libres de tóxicos”, explica Vilaboy. Confía en el proyecto como una apuesta de futuro por la agricultura ecológica, por lo que desarrollará la iniciativa en colaboración con la Universidade de Santiago,de modo que crearán una sección para investigar y ampliar la cría de otros animales, como los grillos o los gusanos de harina destinados a la alimentación de animales insectívoros. Además, ha creado un kit de experiencia formado por tres ratones que cede a los institutos para observar las Leyes de Mendel.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios