Empleados de Einsa iniciarán una huelga para forzar la readmisión de los despedidos

45

[La Opinión] Los trabajadores de la empresa de artes gráficas Einsa comenzarán el próximo lunes una huelga para forzar la readmisión de los ocho trabajadores despedidos de las instalaciones de la parroquia de Andrade en los últimos días, dentro de las medidas planteadas por la compañía para mejorar su competitividad.


El paro, aunque “con casi toda seguridad indefinido”, no será continuo, ya que se alternarán los días de parada, según explica el presidente del comité de la compañía en Pontedeume, Constantino Piñeiro, en un intento por que la entidad “entre en razón”, después de diversas movilizaciones de semanas pasadas, que incluyeron una manifestación en la plaza de O Convento de la villa de los Andrade, un encierro de tres días en la Casa Consistorial y diversas concentraciones frente al Concello.
Las condiciones de la huelga las establecerán en la concentración que tendrá lugar hoy en As Pontes, tras reunirse a primera hora de la mañana con el alcalde de la localidad, Valentín González Formoso, para plantearle la situación de los trabajadores y de los próximos despidos que se llevarán a cabo en la fábrica pontesa.
“Por el momento, todos los que echaron trabajaban en la planta de Andrade pero ahora tocará en As Pontes”, advierte Constantino Piñeiro, muy molesto con las “formas” con las que la empresa comunicó los ocho ceses. “Tantos despidos a cuentagotas no es normal”, lamenta el delegado sindical, que explica que en la actualidad no existe contacto alguno entre la empresa y los trabajadores. “En el último despido dijeron que no iban a echar a nadie que se encontrase de días libres o de vacaciones”, apunta Piñeiro.
De los 52 empleados que trabajaban hace un mes en las instalaciones de Andrade, únicamente quedan 12, tras los 8 despidos y el traslado del resto de la plantilla para la fábrica pontesa. Algunos de los empleados cesados negociaron las condiciones de su salida mientras que otros estudian la viabilidad de demandar a Einsa, que se dedica a la edición de guías telefónicas, por su despido.
El comité de empresa, ante las únicas declaraciones de la dirección de la empresa -que relacionó las expulsiones con la necesidad de hacer más competitiva la compañía-, asevera que “no se puede conseguir más dinero trabajando menos”. “Lo que hay que hacer es conseguir nuevos contratos, no reducir empleados”, defienden.
Einsa aboga por “mantener su competitividad, proteger el empleo y cumplir con los compromisos de financiación”, para lo que, destaca, debe tomar una serie de medidas, entre las que incluye los 26 despidos anunciados que se han reducido finalmente a 18 al negociar el reto su salida con la empresa.
Representantes de la compañía mantuvieron la semana pasada una reunión con el Gobierno local, en la que le transmitieron su “compromiso” con Pontedeume. Compromiso del que no se fían los trabajadores, que tienen la firme convicción de que la intención de la sociedad de artes gráficas es desmantelar las instalaciones de Andrade. De ser así, el Concello anunció su intención de suprimir la recalificación de los terrenos sobre los que se asienta en el municipio incluida en el Plan General de Ordenación Municipal, aprobado de forma inicial.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios