La plantilla de Einsa paraliza las protestas a la espera de una reunión con la directiva

94

Los delegados sindicales aguardarán a que les concedan la entrevista solicitada para decidir las medidas que adoptarán tras el despido de empleados fijos y la contratación de otros temporales
[La Opinión] La dirección de la empresa de artes gráficas Einsa todavía no se ha puesto en contacto con sus trabajadores, a pesar de haberse cumplido ya diez días desde la huelga convocada por los representantes sindicales en la planta que la firma posee en As Pontes, tras los despidos realizados en la fábrica de Andrade, en Pontedeume.


Los delegados sindicales tampoco recibieron ninguna llamada de la dirección el día anterior al paro para poder así retomar un diálogo que se había quedado estancado la semana anterior. A pesar de que anunciaron nuevas medidas de presión si no se recuperaba la negociación, han solicitado una entrevista con los responsables de la firma y aunque todavía desconocen cuándo se celebrará, han decidido esperar al encuentro para tomar una decisión.
Einsa, que se dedica a la edición de guías telefónicas y revistas en 25 países desde 1989, redujo su plantilla en Andrade en las últimas semanas prescindiendo de 26 trabajadores fijos. Con algunos de ellos, alcanzó un acuerdo para su marcha. Para mejorar los números de la empresa, los trabajadores le piden alternativas a las rescisiones de contratos, ya que aseguran que la compañía sigue recurriendo a operarios contratados de forma eventual a través de empresas de empleo temporal. “Hay al menos diez en Andrade y unos 50 en As Pontes”, denunció ayer el presidente del comité de empresa, Constantino Piñeiro.

También podría gustarte
Comentarios