Llevar la trucha a casa es sacrificado

89

[La Voz de Galicia] Es hora de tentar el río. Un momento de aluvión de cañas que, si bien no es el más propicio para una pescata, permite reencontrar la afición y hermosos tramos fluviales aún sin andar. Lo mejor del día será, como explica el vicepresidente de la Federación Gallega de Pesca, José Manuel Rey, «ir ao río con ilusión porque o que temos aquí non é doado atopalo polo mundo adiante. Galicia ten unha enormidade de ríos con vida». En principio confía en que la temporada sea un poco mejor que la anterior y los grandes caudales del invierno hayan beneficiado los cauces más que arrastrar los juveniles de trucha.


Las temperaturas han empezado a subir tras un frío inicio de semana y es probable que en las comarcas templadas, en Pontevedra y Ourense, los cañistas tengan más suerte. «En el norte -precisa Emilio Rosa, jefe del servicio de Pesca de la Xunta-, se inclinan más por retrasar el inicio de la pesca al 1 de abril, como los asturianos, y aprovechar la temporada hasta más tarde, con calor, que es cuando la trucha come bien. Pero la gente tiene ganas de entretenerse ya pescando en el río». Y espera que en estos primeros momentos no se pisen mucho los desovaderos, donde todavía está criando. Tras unas semanas, el río quedará más tranquilo.
Rey, que dedica al menos tres días a la semana al río, destaca que a pesar de tratarse de un deporte muy individual, es típico buscar la pandilla y por eso hay que involucrar a la mayoría en la defensa de los cauces. En los últimos meses no han faltado los episodios de contaminación: «Hai dúas semanas aínda houbo un no Xubia», lamenta.
Y Emilio Rosa reconoce que los «incidentes» se han repetido y continúan los problemas de vertidos desde las obras públicas. Sucedió en Ourense al levantar los puentes del AVE, les ha tocado recientemente a riachuelos de Redondela por la construcción de túneles de entrada a Vigo, y han debido vedar buena parte del Navia por las escorrentías desde los trabajos de una carretera local. También sigue cerrado en la Terra Chá el Trimaz, tras las filtraciones (hoy solucionadas) desde una rotonda de la autovía As Pontes-Vilalba. En Monforte, el Cabe es otro de los que sufrió por causa de las zanjas para nuevas vías. Respecto a los nuevos vedados en la Costa da Morte, justifica que se agotaron mucho en años pasados y al disminuir el caudal incluso obligó a trasladar peces que quedaban en seco.
Sobre la polvareda que levantó la normativa de este año, en concreto la prohibición del anzuelo triple en cotos salmoneros a partir del 1 de mayo, la Xunta ve exagerada la polémica. «Hay que hacer un pequeño sacrificio por el salmón -dice Rosa-, si no lo perdemos. Además, en los ríos emblemáticos del reo, como el Sor, Tambre o Eume, se podrá seguir pescando con el triple en rapalas, cucharillas y riscos». Rey dice que la normativa es demasiado extensa y obliga a estar muy pendiente de ella.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios