El cocodrilo pontés del Oligoceno se exhibirá en A Coruña

155

Endesa cede temporalmente restos fósiles hallados en su mina de lignito para una muestra de la Casa de las Ciencias
[La Voz de Galicia] Hace 28 millones de años Galicia tenía un clima subtropical, muy parecido al que tiene hoy la península de Florida. Contaba con una selva similar a la de Costa Rica, con árboles muy grandes y exuberantes y helechos trepadores. Lagos y pantanos eran, pues, el hábitat idóneo para los cocodrilos, y por ello no es raro que en los últimos años se hayan encontrado en la mina de lignito pardo de Endesa en As Pontes restos fósiles de este tipo de reptiles con una antigüedad de unos 28 millones de años, correspondiente a la etapa del Oligoceno.
jpg.jpeg
Desde los años 80, primero por casualidad, y después ya como fruto del muestreo, los geólogos de Endesa fueron encontrando distintas muestras, entre las que figuran varios fósiles óseos de cocodrilos, entre los que figuran un cráneo, vértebras y un trozo de tibia. «Seguro que no son todos del mismo ejemplar, pero sí de la misma familia», explica Ramón Valle, geólogo de la mina.
Ahora, cinco piezas han sido cedidas temporalmente a la Casa de las Ciencias de A Coruña, que las incorporará a la renovada muestra Palabras da ciencia, y servirán para explicar, entre otros, el cambio climático. La exposición será inaugurada mañana.
En concreto, la eléctrica ha cedido parte de un cráneo, una vértebra, un trozo de una tibia y una serie de placas de la armadura del reptil.
Algunos restos están expuestos en la entrada de las dependencias de la mina -que se está transformando en un lago- entre los que también se encuentran partes de setas, fósiles de un hipopótamo pigmeo y un esqueleto de rana perfectamente conservado.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios