‘Hemos conseguido sacar la idea de Democracia Real fuera de España’

75

[Diario de Ferrol] – Puri Rodríguez Calvo
Xaquín Pérez-Sindín López se trasladó a vivir a Polonia hace un año y medio. Este sociólogo, que en la actualidad prepara el doctorado, seguía con interés las noticias procedentes de España sobre el 15-M hasta que tuvo la oportunidad de movilizarse en Gdansk, donde reside. Y la aprovechó.
Diario de Ferrol-2011-06-01-004-47082b74.jpg

Xaquín Pérez-Sindín López (á esquerda), “indignado” pontés en Gdansk


El movimiento del 15-M ha trascendido más allá de las fronteras españolas y ha llegado a diferentes ciudades de todo el mundo. La localidad polaca de Gdansk, donde el premio Nobel Lech Walesa emergió como figura del sindicalismo, no podía ser una excepción. Allí reside desde hace un año y medio el pontés Xaquín Pérez-Sindín López, que llegó a Polonia tras conocer en Ferrol a la que hoy es su mujer, y que decidió “cambiar de aires” y trasladar su residencia al país de su esposa. En Gdansk, este sociólogo no dejó pasar la oportunidad de movilizarse como “indignado” y así, junto con otra veintena de personas, mayoritariamente españoles, participó en una concentración que se celebró en la ciudad el 21 de mayo, vísperas de las elecciones en España.
—¿De quién partió la idea de la movilización en Gdansk y cómo se organizó?
—Fue una iniciativa que surgió a través de las redes sociales. La verdad es que yo seguía con mucha atención todo el movimiento de “Democracia real, ya!” y las noticias en torno al 15-M y hasta estaba un poco rabioso por no poder hacer nada, así que cuando me llegó el mensaje ni lo dudé. Después fuimos pasando la bola, pegando carteles, y así…
—¿Y cómo resultó?
—Nos reunimos alrededor de 25 personas; yo la verdad no pensé que consiguiésemos llegar a esa cifra. Eran sobre todo “erasmus” (estudiantes universitarios becados en el extranjero) y muy poquitos polacos, pero al menos conseguimos sacar esta idea de Democracia Real fuera de España. También leímos un manifiesto en polaco y los periódicos se hicieron eco de la concentración. En otras ciudades, Varsovia, por ejemplo, también hubo una protesta, y más numerosa.
—¿Tendrá continuidad el movimiento en Gdansk?
—De momento se ha quedado ahí, pero ya estamos planeando participar en la concentración internacional que se está preparando para el mes de octubre.
—¿A qué se dedica en Polonia?¿Es fácil encontrar un empleo?
—Yo trabajaba hasta hace unas semanas en la agencia de noticias Reuters, aunque no como periodista, sino en investigación de mercados, pero lo dejé porque estoy preparando el doctorado. Polonia se encuentra en mejor situación que España en cuanto a índices de empleo, de momento está recibiendo muchos fondos europeos y también muchas inversiones porque el próximo año se disputa aquí la Eurocopa de fútbol. La zona en la que vivo yo es bastante dinámica y turística.
—O sea, que el nivel de indignación no es tanto como en España. No hay tanto caldo de cultivo.
—Es que esta es una democracia más joven, está todavía en fase embrionaria y, aunque seguro que también hay casos de corrupción entre los políticos la gente no está tan saturada del tema como en España.
—Gdansk es una ciudad de astilleros, como Ferrol…
—La verdad es que encuentro muchos paralelismos entre esto y Ferrol. Efectivamente las dos ciudades tienen astilleros; además en Ferrol se produjeron las primeras manifestaciones a principios de los 70 y en Gdansk contra el comunismo (Lech Walesa formaba parte del comité de huelga ilegal en los astilleros que finalizó con la muerte de unos 80 trabajadores como consecuencia de la actuación de la policía antidisturbios). También hay barrios muy parecidos, porque de aquella época son algunos muy similares a Caranza; la gente trabaja en el sector naval, hay muchos jubilados…
—¿Y también ahí se vive la crisis del naval?
—Ahora empieza a notarse algo, la Unión Europea les está recortando, como sucedió en Ferrol. Lo que cambia aquí son las manifestaciones, se acompañan de música religiosa, algo impensable ahí, pero es que el movimiento obrero está muy ligado a la Iglesia.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios