As Pontes reduce su producción al 25 por ciento y Compostilla sube al cien por ciento

68

[lne] Las térmicas de As Pontes (A Coruña) y Compostilla (León), ambas propiedad de Endesa, ejemplifican a la perfección la situación actual. Así, la térmica gallega, que quema carbón de importación, y que hasta hace unas semanas ha funcionado prácticamente al 100% de su capacidad, en la actualidad lo hace a un 25%. La central leonesa, por su parte, que es una de las diez en todo el país incluida en el mecanismo del real decreto de ayudas y que consume, por tanto, carbón autóctono, funciona desde hace unos quince días al máximo de su capacidad.


En cuanto al precio del carbón, todos los indicadores prevén que su valor en los mercados internacionales experimente una subida en los próximos meses, merced al aumento del consumo de los países emergentes, principalmente China y la India, ambos muy dependientes del carbón; a la inutilización total de varias explotaciones mineras en uno de los mayores productores mundiales, Australia, debido a las inundaciones de meses atrás y al parón nuclear habido en todo el mundo debido al accidente en la central japonesa de Fukushima. Todo ello resultará, sin duda, beneficioso para el carbón español, la única fuente de energía fósil de la que dispone el país, y que si se caracteriza por algo es por la estabilidad de su precio, que se mantiene constante desde hace años.
Y todo ello, en un marco nada halagüeño para el sector minero, con una decisión de la Unión Europea que fija el cierre de las explotaciones deficitarias en el año 2018, y una drástica reducción gradual de subvenciones a las empresas mineras desde el año 2013.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios