Tirando flechas hacia Londres

47

Gema Buitrón, arquera del Club Sílex de As Pontes, se juega el pasaporte de los Juegos Olímpicos en el Mundial de Turín
Lidera el ranquin nacional, pero el gran objetivo es conseguir la clasificación de todo el equipo
[El Correo Gallego] En Galicia podemos presumir, sin miedo a equivocarnos, de tener la mejor arquera de España. Gema Buitrón Cortiñas (As Pontes. 19/7/89), lidera el ranquin nacional y forma parte de la selección española junto a Magali Foulón y Helena Fernández, mientras que la ferrolana Iria Grandal figura como suplente. El trío que emula a Guillermo Tell tiene entre manos un ambicioso objetivo: luchar por el pasaporte de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en el Mundial que se celebra estos días en la localidad italiana de Turín.


El combinado femenino tiene entre manos una gran oportunidad, pero no será la última. El equipo acude al Mundial con la intención de conseguir las tres plazas. Para ello deben clasificarse por equipos entre las 12 primeras. De no ser así, Gema intentará ganar la plaza individual posicionándose entre las 16 primeras. “El sistema es un poco complejo. Si no conseguimos las tres plazas por equipos solamente podrá ir una arquera. Las plazas olímpicas no se venden baratas en ningún deporte”, afirma Gema con cierta resignación.
Los títulos demuestran el potencial y el prometedor futuro de la arquera pontesa, que conquistó el pasado mes de febrero su tercer título nacional de la modalidad olímpica, el arco recurvo. Además, en marzo conquistó la medalla de bronce en la Copa del Mundo de Croacia en categoría mixta con Andrés Gómez.
La joven deportista confía en sus posibilidades y rebosa confianza. Lo tiene tan claro que sostiene que “si no es este año será para el siguiente, pero creo que un sitio ya tiene puesto mi nombre. Mi sueño es mi objetivo, participar en unos Juegos Olímpicos y después obtener una medalla”, explica. Por eso todos los días tira sus flechas apuntando en una única dirección: Londres 2012.
A los 7 años descubrió de forma “fugaz” el tiro con arco en el Club Sílex, al que pertenece en la actualidad, aunque no fue hasta los 13 cuando rescató “el arco del desván para apuntarme a un cursillo y hasta hoy”.
Gema relata cómo es su preparación. “Entreno ocho horas diarias. Físicamente la formación es bastante dura y completa aunque sé que puede parecer inverosímil. Hacemos una pretemporada muy fuerte, gimnasio puro y duro, mucha carrera. Hay que estar muy bien para aguantar tanta tensión. Así es que algunos suben a 160 pulsaciones cuando van a tirar”. En cuanto a la técnica, se consigue la perfección a base de “repeticiones y machacarte tirando flechas a diario, entre 300 y 400”. Mientras que, de forma más o menos periódica, realizan el temible “día de las 1.000 flechas”.
Apuntando a la diana de la publicidad
Gema entrena desde hace cuatro años en la Residencia Blume (Madrid) y compagina sus ocho horas diarias de entrenamiento, repartidas en dos sesiones, con sus estudios para licenciarse en Publicidad. En 2009 se convirtió en la imagen de Nintendo para la campaña publicitaria Wii Sports Resort. De aquella experiencia guarda un magnífico recuerdo porque “estuve una semana rodando en Praga un spot de apenas 30 segundos. Fue muy divertido, hay que repetir varias veces cada imagen o toma. Pude ver el mundo de la publicidad desde dentro que, por otra parte, es de lo que voy a querer trabajar en el futuro porque aunque el tiro con arco es mi vida, la verdad es que en el futuro no lo veo como mi forma de vida” desvela. Se siente, en cierto modo, privilegiada por ser deportista de élite, pero sus inquietudes le permiten ver más allá de la diana: “Este deporte me está dando mucha experiencia y es bonito vivirlo. No todo el mundo tiene una oportunidad como ésta aunque tampoco han hecho el mismo esfuerzo que yo. A pesar de todo, no aspiro a dedicarme al tiro con arco”, confiesa. Un deporte minoritario que se practica con arcos de carbono o aluminio. El equipo que utiliza Gema cuesta en torno a los 1.000 euros y una docena de flechas 290 euros. En cuanto a las aptitudes se requiere “mucha paciencia, capacidad de adaptación y concentración. La técnica es muy puntillosa, con muchos detalles y movimientos difíciles que hay que pulir con entrenamientos repetitivos. Es vital el control y saber templar bien los nervios así que nos ayuda un psicólogo”, relata.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios