Las térmicas gallegas queman un 32% más desde que entró en vigor el real decreto

113

[Diario de León] Las térmicas gallegas han quemado de media un 32% más de carbón de importación desde que entró en vigor el real decreto de incentivos al consumo de carbón nacional, a pesar de lo cual la Xunta de Galicia mantiene la demanda contra la Comisión Europea por dar el visto bueno a la medida que ha permitido volver en parte a la normalidad al sector minero nacional, y sigue exigiendo su retirada.


Normalidad en parte porque de hecho, cuatro meses después de iniciarse su aplicación, el real decreto aún no ha conseguido que las diez térmicas incluidas en la resolución de restricciones por garantía de suministro quemen mineral al ritmo que permita garantizar el cumplimiento de la norma.
El caso es que en la contestación que la Junta de Castilla y León ha enviado al Tribunal Superior de la Unión Europea frente a la demanda de la Xunta se explica que en los meses de marzo y abril pasados, en comparación con los 14 meses anteriores, la generación con carbón importado en Galicia ha crecido un 36,2%, mientras que la generación con ciclo combinado en esta comunidad aumentó un 28,5%. Comparadas las cifras con marzo y abril del 2010, la generación con carbón importado en Galicia creció un 280% y la de ciclo combinado un 6%.
Las dos centrales que funcionan en la comunidad vecina con carbón importado produjeron en marzo casi 724.000 megavatios, frente los poco más de 194.000 del mismo mes del año anterior; en abril más d 521.000 megavatios frente a los 157.000 de abril del 2010 y hasta el 23 de mayo casi 326.000 frnte a los poco más de 246.000 de un año antes.
Unas cifras que, en opinión del gobierno de Castilla y León , eliminan las previsiones de «desastrosas consecuencias para la región» que según la Xunta tendría la aplicación del real decreto sobre la actividad de las térmicas de As Pontes, Meirama y Sabón. «Más bien, las consecuencias en los primeros meses de aplicación de las medidas denunciadas señalan que el impacto sobre las térmicas gallegas está muy lejos de resultar desastroso».
Galicia demandó a la Comisión Europea el pasado otoño por considerar que la autorización del real decreto suponía aprobar ayudas que distorsionaban el mercado eléctrico y favorecían a las térmicas de carbón autóctono frente a las que queman mineral importado, pese a que éste último es menos contaminante y más eficiente. Y denunciaban que las plantas de As Pontes y Meirama habían hecho una inversión de 361 millones para adaptar su producción al carbón internacional; a la vez que consideraban que la aplicación del real decreto tendría consecuencias perjudiciales para el empleo y la economía gallegos.
Sin embargo, los datos aportados ahora por la Junta de Castilla y León demuestran que la puesta en práctica del real decreto de incentivos no sólo no ha perjudicado a las térmicas gallegas, sino que ha permitido que aumenten notablemente su producción. Cabe recordar aquí que las centrales de Galicia se vieron perjudicadas el año pasado por el fuerte incremento de la potencia eólica instalada en esa comunidad, según confirmó en su día el propio Ministerio de Industria, que achacó al fuerte viento y la generación con renovables la caída de la producción de las térmicas.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios