El ratoncito Pérez amplía su casa

100

La empresa pontesa de venta de roedores Xaraleira agranda sus instalaciones desde sus 400 metros cuadrados iniciales a 1.100 con ayuda del grupo de desarrollo rural Euroeume
[La Opinión de A Coruña] ¿Quién dijo que a los ratones les gusta vivir en espacios pequeños y oscuros? La empresa Xaraleira de As Pontes ha decidido que los 400 metros cuadrados de su sede se quedan “cortos” y por eso la han ampliado. Xaraleira, una de las dos únicas empresas españolas dedicadas a la comercialización de roedores como alimento vivo y como mascotas, ha crecido hasta convertirse en una instalación de 1.100 metros cuadrados. Para la expansión de la infraestructura, el propietario, José Vilaboy, recibió una ayuda económica de 76.600 euros del Grupo de Desarrollo Rural Euroume, una iniciativa que, según el director xeral de Desenvolvemento Rural, Antonio Crespo, “cubre un lugar industrial al margen de la ganadería tradicional”.


Vilaboy creó la empresa en el año 2003 y, desde entonces, la compañía no ha dejado de crecer. Recuerda que la idea de constituir esta firma surgió “una tarde” que estaba paseando. Al ver una tienda de animales se preguntó “de dónde procedían todos los bichos expuestos” y al hacer una investigación de mercado vio que “no había muchas iniciativas así”, dice. La empresa vende ratones congelados y vivos, todos para alimento o como mascotas. La cartera de clientes entre alimento vivo y congelado “depende de la época” porque “en verano la gente no compra hámster a sus hijos porque se quiere ir de vacaciones, pero las aves están a tope y se vende mucho alimento”, comenta.
El alimento vivo es “más caro” por el transporte, por eso muchas empresas se decantan por comprarlo congelado, aunque depende de la especie, asegura Vilaboy. “Un animal que vayan a incorporar al medio (natural) necesita aprender a cazar y por eso necesita alimento vivo, mientras que a los que no van a volver a introducir les darán congelado”, señala. Existen varios tipos de ratones para el tamaño del animal que vaya a comer y es que “darle a un águila un ratón pequeño es como comer dos aceitunas”, comenta.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios