El Concello pontés adjudica las obras de reforma de la estación de buses

44

[El Progreso] El Concello de As Pontes acaba de adjudicar, por un presupuesto total de 600.000 euros financiado íntegramente por la Diputación de A Coruña, las obras de reforma de la estación de autobuses de la localidad a la empresa Copcisa, que iniciará la rehabilitación del inmueble en el plazo de un mes, tras entregar toda la documentación requerida por la administración local.


El proyecto, que fue seleccionado de forma provisional entre los presentados por oferta por unas 40 empresas de ámbito nacional, se desarrollará en dos fases, a través de dos contratos independientes, destinados a la reforma del edificio, que será convertido en un complejo administrativo, y a la habilitación de una marquesina exterior, que se convertirá en la nueva terminal de autobuses.
«Las obras en la estación de autobuses eran totalmente necesarias, después de 20 años en los que no se le ha tocado, ni siquiera para adecentarla con una mano de pintura o una simple limpieza», apunta el alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso, que critica la imagen «vergonzosa» que muestra actualmente la terminal de autobuses a vecinos y visitantes.
«Ahora, después de las reformas que se hicieron en el pueblo -en los últimos años, dentro de una apuesta por la mejora estética de la localidad, se transformó el parque y los jardines del Campo da Feira, se pintó el consistorio y se hicieron peatonales varias calles del casco urbano-, aún resalta más su mala imagen, porque la estación de autobuses se ve completamente abandonada», asegura el regidor pontés, que defiende que el actual edificio, «con muchas posibilidades», está infrautilizado.
El proyecto de las obras, que tiene un plazo de ejecución mínimo de seis meses, se desarrollará en dos fases. En la primera, a la que se destinarán 294.587 euros, se acometerá la demolición integral del interior del edificio y se llevará a cabo la construcción y separación de los nuevos espacios, que contarán con aislamiento térmico y acústico, carpintería y renovación de servicios. Además, se remodelará y ampliará la actual cafetería de la estación.
En la segunda fase, presupuestada en unos 250.000 euros, se construirá una nueva marquesina metálica frente al actual inmueble, que se convertirá en la nueva parada de todos los autobuses en el municipio y servirá para dar cobijo a los viajeros. También entra dentro del proyecto el acondicionamiento del entorno del inmueble y la modificación de la curva de acceso a la nueva marquesina, que se corregirá para facilitar la entrada de los autobuses y la recogida de los viajeros

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios