El gobierno local renuncia a abrir el matadero de As Pontes

38

[La Voz de Galicia] El matadero de As Pontes, en desuso desde su construcción en los años 80, dejará de ser el eterno aspirante a albergar una fábrica de cárnicos. Ante la imposibilidad de que alguna empresa asumiera su explotación, el ayuntamiento ha decidido desechar esa posibilidad y pasará a ofrecerlo para otros usos.
Valentín González Formoso, alcalde de la localidad, ha afirmado que, si no surge alguna propuesta de última hora, su grupo de gobierno ha acordado hacer un anuncio oficial ofreciendo las inutilizadas naves a otros usos.


Ejemplo de «incompetencia»
«El matadero es un monumento a la incompetencia», afirmó González Formoso. «El mercado actual no demanda estas instalaciones», reconoce el regidor, que explica que debido a ese desinterés que dura años, se ha decidido cambiar su utilidad. «La posibilidad de que sea usado para el fin que se construyó esta desechada», sentenció el primer edil, «a no ser que surja una propuesta de última hora», matizó de nuevo, siempre aclarando que debería ser para usar las naves tal y como están.
«Lo queremos dedicar a negocios que creen empleo, empresas emprendedoras», narra González Formoso, que además añade que incluso podría ampliarse lo construido si la nueva empresa lo requiriera, respetando los condicionantes de la parcela.
Dos firmas interesadas
Hace más o menos un año, una sociedad de dos empresas se mostró interesada en la apertura de las instalaciones. La vilalbesa Jamones Otero y otra firma de Bembibre presentaron un proyecto que por fin daría uso a un matadero sin estrenar desde hace más de 20 años.
Pero el proyecto fue desechado. La sociedad pretendía construir unas instalaciones colindantes al matadero para la transformación cárnica, instalaciones que era imposible edificar debido a su altura. La parcela, de 16.000 metros cuadrados, la cruzan varias líneas de alta tensión que provienen de la central térmica del municipio, por lo que no se podía edificar cerca de esos tendidos según lo estipulado por la legislación vigente.
Sin este anexo que complementaría el matadero, la sociedad de dos empresas entendía que el proyecto para recuperar las instalaciones dejaba de ser viable y, por lo tanto, decidieron abandonar la iniciativa, determinaron dejar de lado el plan para activar el edificio.
El matadero de As Pontes fue construido en los años 80, y nunca se llegó a estrenar. Costó 200 millones de las antiguas pesetas, que aumentaron hasta casi 300 con unas reformas en los años 90. Todo para estar en desuso hasta ahora, que el Ayuntamiento ha decidido ofrecerlo a otras empresas para que por fin tenga alguna utilidad, aunque no sea la que se pensó originalmente.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios