El comité de empresa denuncia que la propuesta de ERE de Einsa es inasumible

40

[La Opinión de A Coruña] El comité de empresa de la firma de artes gráficas Einsa, con planta en Pontedeume y As Pontes, asegura que las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que propone la dirección son “inasumibles”. Teme que las negociaciones en las que se encuentran sumidos en la actualidad no prosperen y se efectúen los 40 despidos.


Empleados y empresa tienen de plazo hasta el 1 de octubre para llegar a un acuerdo. De lo contrario, entrará a formar parte de las negociaciones la figura del mediador. Si aún así no alcanzan un consenso, “llevarán a cabo los despidos”, lamenta el presidente del comité, Constantino Piñeiro, que ayer mantuvo una reunión con representantes de la Corporación local de Pontedeume para informar de su situación que viven, que les trasladaron su apoyo.
“Parece ridículo pero la única solución para nuestro futuro es que el ERE salga adelante pero no en las condiciones que plantea la dirección”, sostiene Piñeiro, que explica que Einsa propone , entre otras medidas, que el expediente regulador no afecte a toda la plantilla, “sólo a los que ellos elijan”, y que los empleados trabajen los sábados de forma gratuita.
La situación económica de la empresa, que arrastra una deuda de 42 millones de euros, motivó el despido de 26 trabajadores de una plantilla de más de 400 a principios de año. “Somos conscientes de que el ERE supone un ahorro importante para al empresa y lo aceptamos con el fin de evitar más despidos”, sostiene el representante de los trabajadores, que recuerda que la empresa debe de realizar mejoras en su gestión para contrarrestar sus problemas financieros y que su cierre perjudicará a 400 familias.
La situación en las dos plantas que Einsa tiene en la comarca difiere mucho entre sí. Mientras que en las instalaciones de As Pontes la carga laboral es importante y obliga a los empleados a trabajar sábados y domingos, la nave de Pontedeume no corre la misma suerte ya que, a partir del próximo 1 de septiembre, únicamente permanecerán en ella siete trabajadores por lo que, en opinión del comité, su desmantelamiento parece “inminente”, en palabras de Piñeiro.
Esta versión contradice lo afirmado por la entidad en el mes de febrero cuando sus representantes trasladaron al Gobierno local su apuesta por la continuidad de la planta situada en la parroquia de Andrade.
Los problemas entre empresa y trabajadores surgen a principios de año, cuando Einsa informa de su intención de despedir a 26 empleados, trasladar al resto de la plantilla a la fábrica de As Pontes congelar su sueldo durante tres años para paliar su mala situación económica. Esto motivó un encierro en el Concello de Pontedeume por parte de los trabajadores de tres días así como varias jornadas de huelga que no sirvieron para evitar el cese de cerca de una treintena de empleados.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios