Industria reconoce que no podrá cumplir este año el decreto de ayudas al carbón

12

[La Nueva España] Las diez centrales térmicas españolas que consumen carbón nacional no llegarán a quemar este año en sus calderas los 10,03 millones de toneladas de mineral que fija el real decreto que prima la producción eléctrica con carbón nacional y, por tanto, no llegarán a generar los 23,35 teravatios (Twh) de electricidad previstos. Así lo asume ya incluso el propio Ministerio de Industria, que fija ahora el objetivo para todo el ejercicio, como adelantó a empresarios y sindicatos en una reunión técnica que mantuvieron en Madrid el pasado 31 de agosto, en el cumplimiento del 85% de las cantidades previstas.


Si esto es finalmente así las térmicas quemarían en sus calderas este año alrededor de 8,5 millones de toneladas de carbón con las que generarían 19,7 Twh. De cumplirse el objetivo que se ha marcado ahora la Secretaría de Estado de Energía las centrales térmicas consumirían prácticamente la producción anual de las minas españolas fijadas para este ejercicio del 2011, 8,8 millones de toneladas, pero no lograrían reducir en 1,3 millones de toneladas el stock del mineral acumulado, cerca de 20 millones de toneladas, tal y como marcaba el real decreto cuando echó a andar el pasado 26 de febrero. Las empresas eléctricas almacenan 12,9 millones de toneladas, las compañías mineras privadas 3,9 millones y la empresa pública Hunosa 3 millones de toneladas.
Hasta el pasado 31 de agosto y tras seis meses de aplicación del real decreto, las diez térmicas incluidas en el mismo habían consumido 4,7 millones de toneladas de carbón nacional con el que han generado 10,961 Twh (el 47% del total previsto para todo el año) cuando a estas alturas las cantidades debían de ser de 6 millones de toneladas y 12,9 Twh de electricidad generados. Y ello pese a que el alto precio al que se ha situado el precio de la electricidad en el mercado ibérico diario durante los meses de julio y agosto, alcanzando algún pico de hasta 60 euros por megavatio/hora, ha propiciado que las térmicas hayan podido vender a precios de mercado -sin necesidad pues de la subvención que ofrece el real decreto de restricciones por garantía de suministro- cerca de 1,9 Twh. Entre las térmicas, la que ha tenido estos meses un mayor funcionamiento es la de Escucha (E.on) en Teruel, que ya ha consumido el 63% del mineral previsto para todo el año, mientras que la de menor grado de cumplimiento está siendo la de La Robla (Gas Natural-Fenosa) con apenas el 29%. Las dos térmicas asturianas incluidas en el mecanismo se encuentran, por su parte, prácticamente en la media del resto con un 49% la de Soto de Ribera (HC Energía) y un 47% la de Narcea (Gas Natural Fenosa).
Hay que tener en cuenta además que los meses de verano es una época de menos lluvias y viento en nuestro país, lo que propicia una menor entrada en el sistema de generación de las energías hidráulica y eólica y por tanto un mayor hueco térmico. De hecho, las térmicas que consumen carbón de importación han estado funcionando prácticamente el 100% de su capacidad durante estos meses y, por ejemplo, tal y como reflejaba estos días la prensa gallega, por el puerto de El Ferrol habían entrado ya este año 2,4 millones de toneladas de carbón de importación, casi todo él de Indonesia, destinado a la central de Endesa en As Pontes, frente a los 1,8 millones de toneladas en los mismos meses del pasado año. Incluso la térmica de Iberdrola en Lada, que quema carbón de importación y estuvo parada seis meses, vuelve a funcionar. Sin embargo, con la llegada del otoño aumentará la presencia de las energías eólica e hidráulica y volverá a disminuir el hueco térmico por lo que fuentes del sector del carbón temen de la dificultad incluso de que se puedan cumplir las previsiones a la baja marcadas por Industria que pasan por que en estos cuatro meses que faltan del 2011 las térmicas consuman 4 millones de toneladas de mineral autóctono y generen 8,8 Twh, a razón de un millón de toneladas y 2,2 Twh mensuales, cantidades a las que ni de lejos se han acercado en los seis meses de vigencia del real decreto. No digamos ya para llegar a las cantidades que se fijaron en febrero pasado, algo ya prácticamente imposible, para lo que las térmicas deberían de consumir 1,3 millones de toneladas mensuales de carbón nacional con el que generar 3 Twh cada treinta días.
En Industria siempre han justificado este fiasco de la norma que debería de garantizar el consumo del carbón nacional, y que tuvo una gestación tan larga como complicada y farragosa, a la extraordinaria eolicidad e hidraulicidad de este año 2011 y al estancamiento de la demanda energética que, como consecuencia de la larga y profunda crisis económica, no ha repuntado como esperaba el ejecutivo. El Ministerio de Industria considera, sin embargo, que aunque no se alcance el límite máximo de los 23,35 Twh autorizados por la Comisión Europea, este déficit de generación a partir del real decreto se podría compensar en ejercicios siguientes. Pero hay que recordar que las ayudas a la producción eléctrica con carbón nacional sólo podrán aplicarse hasta el año 2014 por lo que apenas hay tres años para que las térmicas puedan enjugar, además de la producción corriente anual de las empresas mineras, este enorme stock de 20 millones de toneladas.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios