Galicia quema más carbón importado que nunca gracias al Real Decreto

80

[Diario de León] Mientras las térmicas que producen carbón nacional no alcanzan el 50% de producción, el carbón importado arde a toda máquina en Galicia. Por el puerto de El Ferrol, ya han entrado este año 2,4 millones de toneladas de carbón de importación, casi todo de Indonesia, con destino a la central de Endesa en As Pontes, frente a los 1,8 millones de toneladas en los mismos meses del pasado año.


Fuentes sindicales aseguran que el Gobierno está intentado «contentar» a todos después de la firma de un Real Decreto que fue muy laborioso, y que enfrentó a los mineros leoneses con la Xunta de Galicia.
El gobierno de Núñez Feijoó aseguraba el año pasado que el nuevo marco regulatorio ponía en peligro más de 2.000 puestos de trabajo en la comunidad gallega y generaría unas pérdidas anuales de 20 millones de euros en las plantas gallegas de As Pontes y Meirama—, además de restringir la capacidad productiva de las centrales que usan de gas natural —As Pontes y Sabón— como combustible.
Sin embargo, la realidad es que las térmicas gallegas han aumento en un 32% la quema de mineral extranjero, a lo que se une otro 28,5% en los ciclos combinados.
Como muestra de la nueva realidad, sólo en marzo, las dos centrales que funcionaron en la comunidad gallega produjeron casi 724.000 megavatios. Un año antes, tan sólo había producido 194.000 megavatios. Situación similar en abril, cuando se produjeron más de 521.000 megavatios frente a los 157.000 producidos en el mismo mes de 2010.
La Junta de Castilla y León ya ha contestado a esa situación en un escrito que ha dirigido al Tribunal Europeo de Luxemburgo donde se está dilucidando el recurso presentado por la Xunta. «Las consecuencias en los primeros meses de aplicación de las medidas denunciadas señalan que el impacto sobre las térmicas gallegas está muy lejos de resultar desastroso».
Mientras, las empresas mineras leonesas exigen que se aclare la situación del sector antes de que concluya el año 2011, ya que es necesario aprobar una orden ministerial con las ayudas establecidas para 2012 y el más que posible recorte de subvenciones.
Aunque el ministro Miguel Sebastián reconoció en un primer momento que el Real Decreto iba a perjudicar los intereses gallegos, terminó diciendo lo contrario. Los hechos parece que le están dando la razón. En esta pelea entre eléctricas y Gobierno estaría también detrás la negociación que cada tres meses se tiene que hacer del precio del kilowatio. Las empresas querrían forzar un incremento.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios