Incertidumbre en el futuro de Einsa

27

[La Opinión] Los trabajadores de la empresa de artes gráficas Einsa, con instalaciones en Pontedeume y As Pontes, reclaman conocer las consecuencias de la decisión de la Xunta, anunciada la semana pasada, de ampliar en dos años más el periodo de carencia para la devolución de un préstamo de ocho millones de euros concedido a las dos empresas que integran el grupo.


Será mañana, jueves, cuando la empresa se reunirá con los empleados para informarles sobre el alcance del aplazamiento del pago con el que el Gobierno gallego pretende “facilitar el financiamiento de la compañía” y así mantener “los puestos de trabajos existentes”. El presidente del comité, Constantino Piñeiro, espera que en este encuentro se disipen las múltiples dudas que han surgido entre la plantilla sobre su futuro laboral a raíz del anuncio de la Consellería de Industria, tras una visita de su representante, Javier Guerra, a las instalaciones de la parroquia eumesa de Andrade.
La situación económica de Einsa, que arrastra una deuda de 42 millones de euros, motivó el despido de 26 trabajadores de una plantilla formada por más de 400 personas desde principios de año. Ante esta situación, el comité propuso un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal aunque no ha llegado a un acuerdo con la entidad porque las condiciones que propone la dirección son “inasumibles”.
Tras mantener diversas reuniones durante los últimos meses, el pasado día 1 finalizó el plazo fijado para llegar a un acuerdo por lo que ahora entrará a formar parte de las negociaciones la figura del mediador. Trabajar los sábados de forma gratuita y que el ERE únicamente afecte a los empleados seleccionados por la empresa y no a la plantilla en su totalidad son los dos principales escollos con los que se encuentra el comité a la hora de aceptar la propuesta de Einsa.
El conselleiro, Javier Guerra, recordó en su visita a Einsa el compromiso del departamento que dirige para mejorar la competitividad y la innovación en Galicia y alabó el esfuerzo que realiza la empresa en materia de consolidación y solvencia, así como su política de contención del gasto, aumento de la eficiencia productiva y búsqueda de nuevos mercados.
El Gobierno gallego pretende apoyar este esfuerzo con la ampliación del préstamo de ocho millones de euros concedido por XesGalicia a las dos empresas que integran el Grupo Einsa: Edicións Informatizadas SA, situada en As Pontes, y a GT Motive, en Campolongo.
La decisión de Industria, que agradece así “el compromiso con el empleo” de Einsa, permitirá a la firma reestructurar su deuda a largo plazo. La planta pontesa se beneficiará además del gasoducto de Gas Natural aprobado por la Xunta en el municipio, que cuenta con un presupuesto de 1,3 millones.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios