La villa acogió también un mercado de oportunidades y otro de artesanía

36

[La Voz de Galicia] El buen tiempo que acompañó durante la jornada de ayer fue un aliciente para que la gente se animase a asistir a la cita pontesa. Además de la feria micológica, la villa acogió otras actividades como la Mostra de Artesáns do Eume, la Feira de Produtos de Outono o el Mercado de Oportunidades Vila de As Pontes (MOVA), también ubicados en el centro urbano del municipio.


Canteros, torneros o hilanderas fueron solo algunos de los oficios antiguos que se rememoraron en la jornada de artesanía eumesa. A la cita también asistieron productores ecológicos de la comarca que expusieron puestos de miel o queso, dos de los productos más emblemáticos de la comarca.
La carpa que acogió el outlet de oportunidades fue una de las más visitadas durante todo el día. Esta edición el mercado contó con récord de participación, hasta 32 locales muy diversos, desde tiendas de moda, librerías o jugueterías hasta ferreterías o aseguradoras. «Es un buen día para promocionarse y dar a conocer la tienda y lo que vendemos- explica la responsable de la papelería y productos de oficina Corlin-. Aquí los que más venden son las tiendas de moda y complementos». Ante la gran afluencia de público, el mercado cerró una hora más tarde de lo previsto.
Aunque la celebración fue un éxito, algunos de los comerciantes se quejaron de la falta de espacio, aunque esta edición la carpa en la que estaban situados era más grande. «Las ventas van muy bien, tenemos los productos en ocasión muy rebajados, pero hay mucho agobio por el poco espacio», lamentaban desde Calzados Saavedra.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios