Meirama y As Pontes aún echan humo

23

La producción de las centrales gallegas aumenta pese al decreto del carbón gracias a que solo se ha consumido el 67% de las toneladas estimadas y al fallo de otras térmicas nacionales
[La Opinión] Las chimeneas de As Pontes y Meirama todavía echan humo pese al decreto del carbón que puso en marcha el pasado mes de febrero el Ministerio de Industria, y que prima la producción con carbón nacional en detrimento del importado, que queman las térmicas gallegas. De los 9,9 millones de toneladas de mineral autóctono previstos en la normativa para este año, sólo se han consumido un 67% debido a la entrada tardía del reglamento, a la elevada producción eólica y a varios fallos de funcionamiento en algunas centrales nacionales, según el departamento de Miguel Sebastián. Todo esto, sumado a la menor producción hidráulica a causa de la sequía, mitigó el impacto del decreto del carbón en las térmicas gallegas.


“Es verdad que el buen tiempo también provocó una caída del consumo, pero siempre dependemos de la climatología, la cuestión es que el decreto no se está aplicando totalmente y por eso nosotros trabajamos con normalidad. De hecho, las cuencas de Asturias y León demandan al Gobierno que lo que no se queme de carbón nacional este año se pase para el siguiente”, explica Fernando Branco, delgado sindical de la CIG en Endesa, quien asegura que el Ejecutivo “pretende contentar a todos y que no se produzca ningún parón importante en ninguna central”. Según Branco, la térmica pontesa todavía no ha sufrido los efectos del decreto gracias a que la gente se echó a la calle a defender los puestos de trabajo. “Si no fuera por la demanda social que hubo en Galicia y la presión política esto sería diferente para todos. Por eso seguiremos atentos de lo que ocurra”, advierte.
La central de As Pontes funcionó con normalidad en lo que va de año, en la última semana tenía activos tres de sus cuatro grupos, y las previsiones de Endesa son cerrar 2011 con una descarga total en el puerto de Ferrol de 3,7 millones de toneladas de carbón procedentes de su mina de Indonesia. Esta cifra duplicaría la hulla importada en 2010 (1,8 millones de toneladas) e igualaría el mejor registro de los últimos años (los 3,8 millones de toneladas desembarcadas en 2008). La térmica de Meirama, sin embargo, es otra cosa. La central de Gas Natural Fenosa únicamente produjo de dos a tres meses en lo que va de año, aunque el balance es “similar” o un poco mejor que en 2010, cuando estuvo más de siete meses parada después de un ejercicio en pruebas tras la renovación de las instalaciones.
“El decreto siempre afecta, eso es evidente, porque hay que dejar hueco para las centrales de carbón nacional. Nosotros sólo trabajamos como mucho tres meses en lo que va de año. A veces paramos quince días y otras, un fin de semana”, declara Bautista Vega, el presidente del comité de empresa de la central de Meirama.
A pesar de producir intermitentemente este año, la planta de Cerceda no ha sufrido recortes de personal, al igual que en As Pontes. Pero Vega incide sobre el riesgo que hay para las plantillas de las auxiliares. “Si no hay movimiento de carbón estas empresas se verán afectadas, así que habrá que esperar para saber que ocurre el año que viene”, apunta.
Para Fernando Branco, las principales centrales afectadas hasta el momento son las de ciclo combinado. “Fueron las que más lo notaron y están a la espera de compensaciones por parte del Gobierno”, señala. Según el último boletín publicado por Red Eléctrica de España (REE), relativo al mes de julio, la producción de los ciclos combinados cayó un 15,4% en relación a 2010. La generación de energía mediante carbón, sin embargo, registró un importante aumento: la producción con hulla importada subió un 129,7% más respecto al año anterior y la de mineral autóctono, un 110% más. Fuentes de Industria señalan el encarecimiento del precio del gas en un 30% como uno de los factores que llevan a las empresas a apostar por el carbón.
El Gobierno logró sacar adelante el decreto de restricciones por garantía de suministro en febrero -fue aprobado el 1 de octubre de 2010-, después de cinco meses de litigios por los recursos judiciales que interpusieron las principales eléctricas, la Xunta y los concellos de As Pontes y Meirama. Los trabajadores y vecinos se opusieron con encierros, marchas y apagones.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios